Noticias del español

| | | |

| Amando de Miguel
Libertad Digital, España
Martes, 25 de noviembre del 2008

LA LENGUA VIVA: ARCAÍSMOS Y NEOLOGISMOS

La verdad es que el paisaje español, serpenteado de molinetes, tiene algo de decoración infantil o festiva. Son caros y, para muchos, feos, pero son «renovables».


Francisco Guadiana (Madrid) es originario de Trujillo (Cáceres) y me cuenta que en esa hermosa ciudad se ha practicado toda la vida de Dios una especie de reciclaje de los residuos domésticos que para sí quisieran los ecologistas. Los residuos orgánicos se entienden como «ricia» y se guardan en el «calambuco de la ricia», algo así como el cubo de las sobras que va a parar a la comida de los animales domésticos (los omnívoros). Luego está el «calambuco de la ceniza» que entiendo que sirve como abono. Está también el «calambuco de la fusca» o cubo de las barreduras. Añado que en Castilla la «fusca» equivale a la mala hierba y sus semillas o al conjunto de ramas y hojas viejas. En mi pueblo de nación hacen una vasija de barro agujereada para asar castañas que en muchos sitios llaman «calambuco». En muchos lugares de la España interior, la «ricia» es el campo que reverdece espontáneamente por las semillas. Estoy seguro de que muchos libertarios de diversas procedencias encontrarán eco de esas voces que don Francisco asimila al dialecto trujillano. Más parecen sonoros arcaísmos, pero la lengua es un terreno sedimentario.

Puestos a exhumar arcaísmos curiosos, don Francisco aporta «regilar» (= temblar, por ejemplo, de frío). En Castilla «regilar» equivale a podar los pinos y otros árboles.

Sara Saras Rivas (Cantabria) solicita una buena denominación para los «molinos» o artilugios eólicos (aerogeneradores). Doña Sara los denomina «molinetes», ahora tan característicos del paisaje español como el toro de Osborne. No está mal traída esa voz, que asociamos a un juguete de feria. La verdad es que el paisaje español, serpenteado de molinetes, tiene algo de decoración infantil o festiva. Son caros y, para muchos, feos, pero son «renovables».

Me preguntaba yo aquí por la voz correspondiente a «misoginia» (= odio a la mujer) en el caso de los varones. Viene en mi ayuda Abraham Fontanell (Querétaro, México). La palabra buscada es «misandria» (= odio al varón). No está en el DRAE, pero bien podría estar. Misóginos y misándricos componen el tipo de los «misántropos», los que están a disgusto con la especie humana sin distinción de sexo. Gracias don Abraham.

Antonio Valenciano tiene dudas sobre si aceptar o no el neologismo rol (= papel en una representación), que procede del francés y ha difundido el inglés. Don Antonio reconoce que el español rol equivale a «lista». En efecto, en el español clásico el rol era la lista de marineros de un barco. Esa voz procede del latín rótulus (= cilindro donde se guardaba, enrollado, un pergamino). No me parece ningún barbarismo emplear rol en el sentido sociológico del papel que a uno le toca representar por mantener una determinada posición o estatus. No se puede comparar con «otras barbaridades» –al decir de don Antonio–, como el inexistente verbo preveer.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: