Noticias del español

| | |

| Pablo Ramos Méndez
eluniversal.com, Venezuela
Viernes, 14 de septiembre del 2007

LA LENGUA EN SALSA: REPETICIÓN

Hay que diferenciar el lenguaje coloquial del lenguaje culto. Cuando usted escriba debe ser cuidadoso de lo que dice.


En una de mis anteriores columnas dije que al mejor cazador se le va la liebre, y lo afirmo porque uno, por más perfeccionista que sea, de vez en cuando se da cuenta de que algo que escribió no está en realidad bien dicho.

Este tema lo hemos conversado varias veces, pero hay que insistir, repetir, repetir, repetir hasta conseguir los resultados que se desean. La repetición es lo que más vida da al aprendizaje. En la escuela, liceo o universidad usted oye muchos conceptos, pero si no los revive, estudia y repite en su casa, fácilmente los echará al olvido.

En relación con el anterior acápite, a mí particularmente me interesa que se hable bien, correctamente, y es por eso por lo cual he insistido, entre otras cosas, en la mala posición del pronombre en la oración, sobre todo en relación con el verbo ir, pero también con otros verbos. Veamos algunos ejemplos que me parecen horripilipantosos, Al lado de la expresión va la forma culta de decirlo:

1. Me voy a bañar.- Voy a bañarme. 2. Me voy a acostar.- Voy a acostarme. 3. Me debo ir.- Debo irme. 4. Me voy a ir.-Voy a irme. 5. Vuélvemelo a decir.- Vuelve a decírmelo. 6. Nos la van a arrebatar.- Van a arrebatárnoslas. 7. Déjamelo ver.- Déjame verlo. 8. Me la acabo de encontrar allá abajo.- Acabo de encontrármela allá abajo. 9. ¿Me la puedo tomar?– ¿Puedo tomármela? 10. Lo tiene que salvar.- Tiene que salvarlo. 11. No me lo puedo perder.- No puedo perdérmelo. 12. Usted me tiene que ayudar.- Usted tiene que ayudarme.13. Anoche me empezó a interesar.- Anoche empezó a interesarme. 14. Yo no lo podía creer.- Yo no podía creerlo. 15. No creo que yo lo vaya a necesitar.- No creo que yo vaya a necesitarlo. 16. Tenía la esperanza de no tenerla que usar aquí.- Tenía la esperanza de no tener que usarla aquí. 17. Nos tenemos que ir.- Tenemos que irnos. 18. Por eso no me quiere volver a ver.- Por eso no quiere volver a verme. 19. No lo pude evitar.- No pude evitarlo. 20. No sé si te lo podré arreglar.- No sé si podré arreglártelo. 21. No creo que te lo vaya a dar.-No creo que vaya a dártelo. 22. Vuélvemelo a repetir.- Vuelve a repetírmelo. 23. Lo acabo de volver a ver.- Acabo de volver a verlo. 24. ¿y en la boca volverte a besar.- ¿y en la boca volver a besarte. Suficiente, suficiente.

Le pido que repita, por favor, todos los ejemplos anteriores hasta que usted sienta que en verdad domina el tema.

Otro error bastante común es el llamado que galicado. Aunque su nombre sea raro, se trata de usar el que en vez de las formas correctas con como, donde, por lo cual. Nos vamos de varios ejemplos siguiendo el patrón del acápite anterior:

1. Así es que se hace.- Así es como se hace. 2. Así es que es.- Así es como es. 3. Ahora es que vine.- Ahora es cuando vine. 4. Ahora es que puedo arreglarte el aparato.- Ahora es cuando puedo arreglarte el aparato. 5. Por eso es por lo que te lo advertí.- Por eso es por lo cual te lo advertí. 6. Ahora es que me hace falta.- Ahora es cuando me hace falta. 7. Ahora es que es bueno.- Ahora es cuando es bueno. 8. Por eso es que no te lo di.- Por eso es por lo cual no te lo di. Hasta aquí. Ya está.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: