Noticias del español

| | |

| Pablo Ramos Méndez
eluniversal.com, Venezuela
Jueves, 30 de julio del 2009

LA LENGUA EN SALSA: PLURAL III

Se dice: «Los Opel o las Yamahas», según termine la palabra en vocal o consonante.


Más sobre el plural:

f) Sustantivos y adjetivos terminados en -s o en -x. Si son monosílabos o polisílabos agudos, forman el plural añadiendo -es: tos, pl. toses; vals, pl. valses, fax, pl. faxes; compás, pl. compases; francés, pl. franceses.

En el resto de los casos, permanecen invariables: crisis, pl. crisis; tórax, pl. tórax; fórceps, pl. fórceps. Es excepción a esta regla la palabra dux, que, aun siendo monosílaba, es invariable en plural: los dux. También permanecen invariables los polisílabos agudos cuando se trata de voces compuestas cuyo segundo elemento es ya un plural: ciempiés, pl. ciempiés (no ciempieses); buscapiés, pl. buscapiés (no buscapieses), pasapurés, pl. pasapurés (no pasapureses).

g) Sustantivos y adjetivos terminados en -l, -r, -n, -d, -z, -j. Si no van precedidas de otra consonante, forman el plural con -es: dócil, pl. dóciles; color, pl. colores; pan, pl. panes; césped, pl. céspedes; cáliz, pl. cálices; reloj, pl. relojes.

Cuando se usa una marca comercial para designar varios objetos fabricados por dicha marca, si el nombre termina en vocal, suele usarse con la terminación -s característica del plural, mientras que, si termina en consonante, tiende a permanecer invariable: Hay tres Yamahas aparcadas en la puerta; Los Opel tienen un motor muy resistente. Lo mismo ocurre con los nombres de empresas, cuando designan varios de sus establecimientos: Últimamente han abierto muchos Zaras en el extranjero; Hay dos Benetton en Salamanca. Si el nombre es compuesto, permanece invariable: Los nuevos Corte Inglés de la ciudad son muy grandes.

Cómo decir mejor las siguientes oraciones utilizando lenguaje culto: 1. Tú me vas a llegar a amar. 2. Te tienes que curar. 3. Lo volviste a hacer. 4. Nos tenemos que distanciar. 5. Yo se la vuelvo a dar.

Soluciones: 1. Tú vas a llegar a amarme. 2. Tienes que curarte. 3. Volviste a hacerlo. 4. Tenemos que distanciarnos. 5. Yo vuelvo a dársela.

¿Sabía usted que los músculos se insertan y los huesos se articulan?

Toñeco. Hace muchos años, en el Colegio La Salle de Caracas, le dije a uno de los hermanos lasallistas: Ese alumno es un toñeco. El hermano me dijo que nunca había oído esa palabra y me llevó al salón de clases, y preguntó en voz alta: ¿Quién conoce la palabra toñeco? Nadie levantó la mano. Me fui de allí con el rabo entre las piernas. Toñeco, en Barquisimeto, mi patria chica, se refiere a un niño super mimado. No aparece en ningún diccionario.

Otros decires criollos: A las mil y quinientas. La calma chicha. A los carajazos. Lo que importa no es caerse, sino saber levantarse. ¡Touché! No soltar prenda.

Humor: El hombre lleva su hijo a bautizar y el sacerdote le pregunta:

¿Qué nombre váis a ponerle? El padre del niño dijo: Yo quiero que se le llame Agosto Catedrales. – Pero ese no es un nombre cristiano, replica el cura. No podéis ponerle ese nombre.

El hombre insiste y dice: -Pero yo conozco uno que se llama Julio Iglesias.

Quiero morir como mi abuelo, decía la joven: durmiendo tranquila y no gritando desesperadamente como los 41 pasajeros del autobús que conducía. Ya está.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: