Noticias del español

| | |

| Pablo Ramos Méndez
eluniversal.com, Venezuela
Jueves, 29 de julio del 2010

LA LENGUA EN SALSA: OJO CON LA A (II)

La a puede indicar lugar: Voy al cine, Voy a casa, Regreso a la playa. Se usa para el tiempo: Iré a las ocho. A las diez es la cita. Se refiere a comparación: Del dicho al hecho hay mucho trecho; Para indicar cuenta proporcional: Magallanes ganó 6 a 4.También distribución: A Bs. 500 por persona. Se usa para los precios: ¿A cuánto los tomates? Observe que no lo digo con el horripilipantoso ¿A cómo? Y para salirme de nuevo de la a, les comento que tampoco digo ¿Qué te parece?, sino ¿Cómo te parece?


La a es también símbolo de área y con la h (ha.) lo sería de hectárea. Es usada para introducir complementos: Vamos al cine a la americana (cada quien paga lo suyo). Por cierto, en inglés se dice to go Dutch, ir a la holandesa, y seguro que nos encantaría averiguar cómo lo dicen los holandeses.

Vale la pena recordar que antes se usaba la a para visitar ciudades. Por ejemplo: Visité a París. Hoy no se usa esa a. Debe decirse: Visité Bogotá, Visité París a la mediano- che, etc.

También se usa la a para señalar situación: A mi izquierda, a mi lado. Suena horripilipantoso oír estas perlas: Ella estaba sentada al lado mío o al lado tuyo. Utilice el lenguaje culto y mejor diga: Ella estaba sentada a mi lado o a tu lado. Sirve para indicar lapsos entre: De dos a cinco, de lunes a viernes. Indica modo: A mucha honra. Seguramente usted sabe por qué honra lleva una sola r. Pero contésteme ¿por qué Israel no lleva dos? Sirve para indicar modo de acción: Lo sacaron a patada limpia; A la vuelta de la esquina, A la tercera va la vencida. El que a hierro mata a hierro muere. Se antepone al precio: ¡A veinte bolívares una arepa! Antes de un infinitivo: A decir verdad… ¡A comer!, como en francés: A table.

Usted pensará que hemos agotado el tema con la A, pero está equivocado. Este tema será agotado cuando yo le diga Gracias, y usted me responda con la a. A la orden. En mi último libro sobre este tema: La Lengua Ensalzada, ofrezco muchísimos ejemplos más.

A propósito, cuando publiqué este libro, me llamó un señor español, lo supe por su acento, y me dijo que ensalzada debe ir con s y no con z. Yo le dije que así estaba correctamente escrita y me tiró el teléfono, no sin antes mandarme para la Escuela Primaria. No me dejó decirle que no es un término culinario sino que proviene del verbo ensalzar.

Otros decires: El miedo es libre. A llorar al valle. Ese tipo se las trae. Esa muchacha se fue por la libre. ¿Amigo?… el ratón del queso. En la vida llueve y escampa. No la he visto hasta el sol de hoy. Tú lo que estás haciendo es remendarle el capote. Tomar cartas en el asunto. Lo que se hereda no se hurta. ¿Cómo le quedó el ojo? Tuvimos que dar más vueltas que cucaracha mal pisá.

No debe decirse estripar (venezolanismo), sino destripar. Gripa, en vez de gripe, es voz admitida para Colombia y México. Calor es voz masculina. Nunca diga la calor, sino en masculino: el calor.

Un poco de humor. Estaba un joven en un restorán comiéndose un hermoso pollo asado. Un compañero de bachillerato, trató de que lo convidara y le preguntó: ¿Tú vas a comerte todo ese pollo solo? Rápidamente llegó la contestación: – No, con papas. Ya está.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: