Noticias del español

| | | |

| Pablo Ramos Méndez
El Universal (Venezuela)
Jueves, 7 de agosto del 2008

LA LENGUA EN SALSA: OFERENTE Y OFERIDO

La expresión «a base de» puede usarse en construcciones cuando significa 'a fuerza de'.


Me preguntaban si la voz sancionatorio es válida. Sí está registrada como adjetivo que significa 'perteneciente o relativo a la sanción, pena que la ley establece para sus infractores'. En cambio, Criminalística no aparece admitida. La Academia Venezolana de la Lengua debería estudiar este caso, a ver si la propone a la Academia Española.

En las notarías se escuchan mucho los siguientes términos: oferente y oferido. El primero de ellos es el que ofrece algo en venta, como una casa o un automóvil. El oferido vendría a ser quien recibe la oferta, pero resulta que la palabra oferido no existe en ningún diccionario.

A base de en vez de basado en. La expresión a base de puede usarse en muchas construcciones cuando significa 'a fuerza de'. Por ejemplo: «Él estudió a base de sacrificios». O sea, a fuerza de sacrificios.

Sentencias: Nunca me casé porque no tenía ninguna necesidad de hacerlo. Tengo tres animales domésticos que cumplen las mismas funciones que un marido: un perro que gruñe por la mañana, un loro que suelta palabrotas por la tarde y un gato que llega a casa tarde por la noche. (Mary Corelli).

Ten tus ojos bien abiertos antes del matrimonio, y medio cerrados después de él. (Benjamín Franklin).

Decires: Más apretado que tuerca de submarino. Sabe más que el pollo frito. Más frío que beso de suegra. Más aburrido que un paseo en aplanadora. Más salido que un balcón. Más metido que una gaveta. Del dicho al hecho hay mucho trecho. Al que da y quita, el diablo lo visita. Entre broma y broma la verdad se asoma. Lo que es igual no es trampa. No alborotes el avispero. Agarra que el ciego tiene. Mientras más masa más mazamorra. Sírvanme el del estribo. En boca cerrada no entran moscas. Quien ha sido marinero cuando ve la mar suspira. Poquito porque es bendito. Más salida que el justán de abajo.

La palabra justán es la mala pronunciación de la admitida: fustán, que se define como 'tela gruesa de algodón, con pelo por una de sus caras'. En Venezuela ya no se usa. En algunos países de Centroamérica significa 'enagua, combinación'.

¿Cómo decir mejor las siguientes oraciones: (lenguaje coloquial vs lenguaje culto).

1. El no me lo quiso dar. 2. Ese dinero no lo tienes que contar. 3. Me tengo que operar. 4. Vamos a seguirlo haciendo. 5. Ellos no lo saben usar. 6. Deja que lo acabe de llenar. 7. Nos volvimos a encontrar. 8. No sé quién me quiso matar. 9. ¿Sabes lo que te iba a decir? 10. Me tengo que quedar.

Soluciones: 1. El no quiso dármelo. 2. Ese dinero no tienes que contarlo. 3. Tengo que operarme. 4. Vamos a seguir haciéndolo. 5. Ellos no saben usarlo. 6. Deja que acabe de llenarlo. 7. Volvimos a encontrarnos. 8. No sé quien quiso matarme. 9. ¿Sabes lo que iba a decirte? 10. Tengo que quedarme.

Humor: La madre, que conversa con una amiga, le comenta: Pobre hijo mío estudiando inglés, pero resulta que el inglés es muy difícil y complicado. Imagínate que ojos se dice eyes [áis], áis es hielo y hielo es amarillo. Ya está.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: