Noticias del español

| | |

| Pablo Ramos Méndez
El Universal (Venezuela)
viernes 29 de junio, 2007

LA LENGUA EN SALSA: NO DIGA…

En muchas ocasiones usamos términos que en realidad no existen en el diccionario.


La verdad es que en muchas ocasiones usamos términos que en realidad no existen en ningún diccionario. Muchos dicen: Esa palabra no existe. Claro que existe, una vez que alguien la usa. Lo apropiado es decir que esa voz no aparece registrada en los diccionarios. Tal es el caso de querramos. El hecho es que para la gramática esa palabra no existe. Lo propio es decir queramos. Ejemplo: No diga: Lo que nosotros querramos, sino, Lo que nosotros queramos.

Otro caso es cuando un alimento está descompuesto, o una carne se siente sumamente dura o mal condimentada. Antes se decía que era incomestible, pero si no se trataba de alimento se decía que era incomible. Una cabilla, la arena, una piedra eran incomibles. Hoy la Academia acepta ambos términos como: que no se puede comer, especialmente por estar mal condimentado.

No diga: Estás en contra mía. Diga mejor: Estás en mi contra. Recuerdo que hace muchos años escribí un poema humorístico que se llama: Estoy enamorado tuyo, basado en esa expresión que le oí a un chamo barquisimetano, para una joven. Este poema aparece en mi libro La Pesadilla, y termina así: Porque no quiero que se burlen mío / y mucho menos que se burlen nuestro, como una vez oí decir a un humilde margariteño.

¿Sabía usted que la palabra correcta ha sido siempre bombilla y no bombillo? Hoy la Academia acepta bombillo como de uso particular en Centroamérica y Venezuela.

Recuerdo que en Barquisimeto, años ha, era corriente oír: Ese doctor tiene muy buenos aciertos. Luego, ya grande y hoy viejo, siempre recuerdo esa expresión ingenua. Es que todos los aciertos son buenos, por lo cual la oración de marras es superredundante. Observe que super se escribe junto con lo que sigue: superhombre, superfino.

¿Sabía usted que la palabra indio significa: natural de la India? Perteneciente o relativo a este país de Asia, pero también se acepta como aborigen americano.

¿Sabía usted que la Academia acepta el sustantivo rea, femenino de reo?

En la televisión, en una de las novelas, oí esta perla: Habría que irlo a ver. Si usted es uno de mis asiduos lectores, habrá detectado de inmediato que lo correcto sería decir: Habría que ir a verlo.

Como nota curiosa la expresión: Absolutamente, tiene dos significados, uno afirmativo y otro negativo, según la Academia: 1. De manera absoluta. 2. negativo, en absoluto.

¿Sabía usted que obsecuente significa: 'Obediente, rendido, sumiso'?

¿Sabía que fornicar no solamente significa tener relaciones sexuales como frecuentemente leo? Su verdadero significado es: Tener ayuntamiento o cópula carnal fuera del matrimonio.

La nota anterior me hace recordar un chiste sobre una abuela, que me parece muy bueno: Una vez un nietecito le pregunta: Abuela, ¿Cómo se llama cuando dos personas duermen en la misma habitación, uno arriba y el otro abajo? La abuela no salía de su sorpresa ante tamaña pregunta, pero finalmente decide decir la verdad: Hijo, eso se llama relaciones sexuales. El niño se dio por satisfecho y salió de la casa. Una hora más tarde regresó disgustado con la abuela y le dijo: Abuela, eso no se llama relaciones sexuales. Eso se llama litera. Ya está.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: