Noticias del español

| | |

| Pablo Ramos Méndez
eluniversal.com, Venezuela
Viernes, 16 de febrero del 2007

LA LENGUA EN SALSA: INQUIETUDES

Son tantas las dudas que nos asaltan que es como para volverse loco.


Es difícil encontrar a alguien que no se pregunte, de vez en cuando, cómo ha de decirse, cuando esté frente a una duda lingüística, entendiendo por tal la ciencia del lenguaje. Más todavía si consideramos las diferencias que surgen cuando observamos la manera de decirlo en la Madre Patria. Vaya como ejemplo la palabra suéter, hoy admitida con esta grafía. En España se dice preferentemente, jersey, como cosa rara en aquel país, voz proveniente del inglés.

Algo parecido sucede con la voz panty, también admitida aunque, igual que la anterior, nos llega del inglés. Poco a poco el inglés va penetrando la muralla española.

También se me ocurre que de diciembre viene decembrino y no dicembrino, como es usual en tarjetas de salutación en Navidad.

Una de las inquietudes que tuve hace algún tiempo fue la de considerar si la Academia había admitido palabras como alicate, pinza y tijera, que por tener dos hojas debían usarse en plural: alicates, pinzas, tijeras. El DRAE corrigió la plana y ahora las admite en singular.

Más que una inquietud es un dolor de cabeza el ver las tarjetas de Navidad imprimidas con un Felíz Navidad, con el feliz acentuado y, a veces, con Navidad en letras minúsculas. Esto ha sido más frecuente de lo que usted cree. Este gazapo de feliz acentuado lo comparo con la palabra examen acentuada, que corre por doquier, como si los adultos no hubiesen pasado por una escuela.

Motivos de inquietud y duda es para muchos ciudadanos determinar si, por ejemplo conección se escribe así o con x. Debe escribirse con x: conexión, relacionado con conexo. Fluxión, también debe escribirse con x y no con doble c. Cuando usted tiene gripe y va al médico, seguramente le entrará duda, aunque la entrevista sea oral.

En cuanto al lenguaje coloquial, en vez del culto, no puedo dejar de mencionar una canción popular que dice textualmente: Voy a acabarla perdiendo. No sé en qué estaría pensando el autor, que no se le ocurrió la manera más lógica y culta: Voy a acabar perdiéndola. Es como el que dice: No voy a poderla ver, en vez de No voy a poder verla. O el que dice: No te lo voy a poder arreglar esta tarde, en vez de No voy a poder arreglártelo esta tarde.

Muchos se preguntarán si debe escribirse de prisa o deprisa, así, junto. Para satisfacción de los indecisos diré que la Academia acepta ambas formas, que no es el mismo caso de compraventa que es una sola palabra. En las escrituras aparece como compra-venta, pero ese guión no va.

Son tantas las dudas que nos asaltan que es como para volverse loco. Un lector me preguntaba por Internet si debe decirse barajar o barajear, martillar o martillear. Afortunadamente para él la contestación es que ambas formas están admitidas. No así pestañar, porque lo correcto y admitido es pestañear.

En este mismo sentido, he oído a un altísimo funcionario usar el verbo apuñalear, palabra que no existe en el diccionario, porque lo correcto es decir apuñalar: Él lo apuñaló en varias oportunidades.

Casal: pareja de macho y hembra, y panel, deben ser voces agudas, pronunciadas [casál] y [panél], esta última referida a objetos y a grupo de personas especializadas. Ya está.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: