Noticias del español

| | |

| Pablo Ramos Méndez
eluniversal.com, Venezuela
Viernes, 24 de noviembre del 2006

LA LENGUA EN SALSA: GAZAPOS

«Los errores de ortografía saltan a la vista en los emilios que a diario recibo...»


Estaba pensando en gente eficiente con quienes he departido y trabajado. Pensaba en el profesor Víctor Chaustre, doctor Virgilio Tosta, licenciado Gustavo Montenegro, Prof. Juan Carlos Brandt, Rosarito de Galdámez, Yaurima de Aldana, Miguel Maita, etc., todos ellos amantes de la buena parla y personas sumamente eficientes y responsables, cuyo recuerdo me impulsó a escribir este artículo. Cada vez que leo el periódico, cada vez que participo en una conversación larga; cuando veo televisión, incluyendo las traducciones de algunas películas, saltan a la vista y al oído multitud de errores de variada índole, sobre lo cual vamos hoy a tratar.

Muchas personas me preguntan que cuáles son los errores más comunes. No deja de ser interesante la pregunta, lo que me sugiere en clasificarlos en errores de ortografía (sobre todo en Internet). A propósito Internet es del género femenino y debe escribirse con letra inicial mayúscula. En segundo lugar, errores del habla y éstos a su vez se clasifican en los errores más generalizados, errores que surgen de vez en cuando y errores absolutos. (Los que nadie pronuncia o escribe como debe ser).

No es que yo me siente a cazar gazapos. Es que surgen y yo voy dándome cuenta cada vez que ellos salpican la conversación o que tropiezo con ellos en mis diarias lecturas.

Los errores de ortografía saltan a la vista en los emilios que a diario recibo por Internet. A propósito de la palabra emilio, se trata de la forma como muchos españoles evitan el inglés e-mail. Usted se habrá dado cuenta de palabras acentuadas que no deben llevar tilde y palabras que sí deben llevarla y no la tienen, y otras faltas dignas de gente de poca cultura lingüística, a pesar de que las palabras vienen acompañadas de bellos paisajes e interesantes fotografías.

Usted habrá notado, sin duda, estos frecuentes gazapos. También se consiguen, con menor frecuencia, en los periódicos, y a veces, el mismo error repetido en varias páginas y uno y otro día, como es el caso de la abreviatura de Estados Unidos. En conclusión, debe abreviarse EE. UU. Separadas por un espacio y con sus respectivos puntos, así lo recomienda el Diccionario panhispánico, la última novedad de la Academia. Esto es válido, igualmente, para FF. AA. (Fuerzas Armadas) y NN. UU. (Naciones Unidas). ¿Está o no está clarinete? En vano he insistido en esto, pero estoy seguro de que de ahora en adelante usted se fijará en cuál de los medios se produce el desbarro o gazapo.

En pasada columna analizábamos la palabra carajo y decíamos que no es una obscenidad. Uno de los ejemplos que nos da la Academia es: ¡El informe al carajo! La Academia nos ofrece una lista de expresiones usuales con esta palabra, inclusive en expresiones de reconocimiento. En las novelas colombianas es bastante usual. Hago esta breve digresión porque se me quedó en el tintero una pequeña anécdota.

Resulta que hace muchísimos años vivía en Barquisimeto un borrachito que no cesaba de recitar lo siguiente: "Viniéndose el cielo abajo. Y conviértase en abismo. A mí me importa un carajo, ¿y a usted, compadre? ¡Lo mismo!". Ya está.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: