Noticias del español

| | |

| Pablo Ramos Méndez
eluniversal.com, Venezuela
Viernes, 1 de febrero del 2008

LA LENGUA EN SALSA: EL PORQUÉ

Los nombres extranjeros deben seguir las normas del castellano


Me escribió un asiduo lector desde el Estado Nueva Esparta para hacerme el comentario de que, a veces, aparecen en los periódicos, nombres de personas, tales como Alexander, Richard y Robinson, sin acentos. De igual modo, nombres de beisbolistas venezolanos como Géremi González y Johan Santana, que son pronunciados Yéremi y Yojan, Aunque en este último caso, influye el cómo los padres decidieron debía ser su pronunciación: [Yójan o Yoján]. Sin embargo, en este último ejemplo, no son los padres los que deben decidir lo que ya está establecido por el uso y la costumbre. Tampoco es lo mismo pronunciar Yoján, que Joan, en el caso del pítcher criollo. Igualmente, es el caso de un conocido y famoso pelotero venezolano, jugador en las grandes ligas de Norteamérica, de apellido Abréu. Por cierto, esto último lo tratamos en columna anterior y pusimos como ejemplo un brazo de la Real Academia Española que se llama Fundéu, con acento en la e. La Academia insiste que los nombres extranjeros deben seguir las normas ortográficas del castellano, y pone como ejemplo la palabra Wáshington, con su correspondiente acento. De esta manera, debemos acentuar a Alexánder, Géremi, Róbinson, etc.

Me comenta: He visto el apellido Arráiz, con tilde. Pero no debe llevar según la regla de palabra aguda. En el pequeño Larousse 1997 dice: A. Arráiz, mientras en un Almanaque Mundial 1979 aparece Arraíz (tilde en la i). Pero en el Almanaque Mundial 1969, sección origen de 1440 apellidos, aparece sin acento. Al respecto le contesté que sí debe llevar acento, porque se trata problema del diptongo, y le puse como ejemplos los casos de amáis, jugáis, miráis, viváis, etc., etc,. Que son similares.

En cuanto a la pronunciación de sino y si no, cosa que también inquiere el amigo, no existe confusión, porque sino es palabra grave, pronunciada [síno], mientras que si no son dos palabras que se pronuncian individualmente y no ofrecen problemas de esta naturaleza, por ser monosílabos. También plantea la diferencia en pronunciación entre porque y porqué. La primera de ellas es grave [pórque], mientras que la otra es aguda y siempre va precedida del artículo [el porqué], y siempre va acentuada.

Humor. Acababa de regresar el niño de una clase de Zoología. Allí la maestra les habló de todos los animales de la selva. Al llegar a su casa el niño preguntó a su madre: ¿Mamá, cómo hacen el amor los leones? Ella no le hizo esperar por su respuesta y le contestó: Yo no sé, mi amor, porque tu papá es rotario.

También copié algo de la televisión, cuando alguien dijo esto: A Hítler le dio convulsiones. ¿Saben cuál es el error? Es muy sencillo, si se trata de un plural, en este caso convulsiones, no cabe el singular le dio. En buen ladino debemos decir: A Hítler le dieron convulsiones. Es un error, por lo demás, bastante común.

Vale la pena traer a cuento el grito de los chavistas que a todo leco vociferan por todas partes: ¡Así, así, así es que se gobierna!, y no se dan cuenta, ni nadie los corrige, de que cometen un error garrafal, porque no debe decirse así es que. Lo correcto es decir: así es como Ej. Así es como debe hacerse. Así es como yo lo hago. Ya está.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: