Noticias del español

| | |

| Enrique José Milani
ellitoral.com, Argentina
Miércoles, 18 de junio del 2008

LA LECTURA DEL DICCIONARIO (II)

En la nota anterior discurríamos sobre la necesidad de estar debidamente «aprestados» (preparados) para recorrer con éxito, provecho y ahorro de tiempo, las páginas de un diccionario. Para esto, hay que poseer conocimientos básicos sobre su estructura y contenido. Además informábamos respecto de datos interesantes acerca de la depuración y supresión de entradas, consideradas en desuso; y de la inclusión de nuevas, tarea que implicaba la reelaboración de artículos compuestos por los lemas, que los encabezan; las etimologías, acepción o acepciones, formas complejas, envíos, definiciones, notas de uso e informaciones complementarias. A todo esto debe agregarse la inclusión de americanismos, tecnicismos y otros «ismos» que veremos luego.


A continuación, consideraremos aspectos que nos servirán de guía para la consulta rápida e inteligente. En las primeras páginas del código verbal académico, hay una tabla con más de 500 abreviaturas. Conviene familiarizarse con ellas a fin de descifrarlas cuando aparezcan. A veces son varias para una sola palabra: por ej.: ablación. f. (femenino y la definición). 2. Cir. (cirugía y lo que corresponde). continental Geogr. ( geografía y el significado para esta ciencia). Las entradas o artículos, encabezados por un lema, se ordenan alfabéticamente. Es preciso dominar el abecedario a fin de ubicar rápidamente el término buscado. El X Congreso de Academias de la Lengua Española (1994), dispuso que las voces que empiezan por ch o ll se sitúan entre las que comienzan por c o l respectivamente, con un encabezamiento (CH, LL) que recuerda su condición de letras del alfabeto español. Cuando entre variantes formales, la Academia se inclina por una u otra, lo expresa a través de dos vías: la variante 1ª. es la preferida por la Corporación, aunque la 2ª. también es aceptada. Por ej.: olimpiada u olimpíada; hemiplejia o hemiplejía. La otra vía consiste en que la primera lleva la definición directa; en cambio la 2ª., por remisión: Así, psicología, psicológico, psicólogo, son las formas recomendadas; sicología, sicológico, sicólogo, no se recomiendan.

El artículo: sus elementos y estructura . Se llama «artículo» al tramo que contiene todo lo que concierne a la palabra que lo encabeza, y que se ordena alfabéticamente. Los elementos que conforman un artículo son: El lema: es la unidad léxica buscada. Aparece en primer término, escrito en letra negrita, redonda o cursiva. Esta última se reserva para los extranjerismos cuya pronunciación o escritura no se ajusta al español. Pueden aparecer variantes — todas ellas aceptadas— para un mismo lema, unidas por o. La Academia prefiere la que figura en primer lugar: icono o ícono. Dentro del artículo, suele aparecer la virgulilla ( ~ ), como sustituta del lema, para economizar espacio, y se la coloca en lugar de la palabra: ave […]… // ~ del paraíso. f. ave exótica…de plumaje exuberante. El plural se indica añadiendo s o es: ángulo. […] // ~ s adyacentes m.pl. Geom., etc. ; papel […] // perder alguien los ~ es fr. coloq. Perder el dominio de sí mismo.También hay lemas formados por elementos compositivos, separados por coma, que pueden ir antepuestos o pospuestos: lito, -lito : litografía, aerolito. La voz que tiene sólo plural se lematiza así: penates. Dioses domésticos de la gentilidad. Los verbos aparecen en infinitivo: toser, servir… Si son solamente pronominales, con esta forma: acaserarse: ( Chile y Peú) Hacerse parroquiano de una tienda.

Los superíndices. Son números pequeños y sobrepuestos al final de la palabra para indicar orden. De esta manera se distinguen lemas idénticos que responden a distintas etimologías. El orden responde más o menos a la antigüedad de su incorporación. Contabilizamos casos de hasta seis lemas idénticos, por ej. de la palabra coca: 1. arbusto, 2.baya, 3.Tarasca del Corpus, 4.cierto peinado de mujer, 5. torta, 6.«cocaína». Siven además para diferenciar los infinitivos verbales de los sustantivos: amanecer: Amanece a las seis; amanecer: El amanecer de un día glorioso.

Etimologías. Aparecen tras el lema, entre paréntesis. Se omite donde no sea útil y se escribe con caracteres latinos, excepto el griego. Para las voces árabes se adoptó el sistema internacional europeo. Para otras lenguas, con sistemas gráficos propios, se emplea el alfabeto latino con signos diacríticos pertinentes.

Acepciones. Aparecen numeradas, si son más de una. La marca gramatical, si afecta a varias acepciones consecutivas, se consigna sólo en la primera. Si el lema tiene acepciones de variada categoría gramatical, conserva un orden: por ej., bajo, ja con acepciones adjetivas, sustantivas, adverbiales y preposicionales, el orden es éste: las adjetivas, las sustantivas, las adverbiales y las correspondientes a la preposición. Si son sólo verbales, el orden es: transitivas, intransitivas y pronominales. Hay acepciones sin marca y marcadas. Estas últimas en este orden: según niveles de lengua: «cult.», «vulg.» ( culto, vulgar), o registro de habla: «coloq.» (coloquial); con marcas técnicas: «Astr.», «Fil.», «Geom.», «Ling.», etc. (Astronomía, Filosofía, Geometría, Lingüística), geográficas: «Esp.», «Esp. Occid.», «Am.», «Arg.», etc. ( España, España Occidental, América, Argentina), cronológicas: «p.us.», «desus.», «ant.», «germ.» (poco usado, desusado, antiguo, germanía); intención del hablante: «despect.», «irón.», etc. ( despectivo, irónico); valoración con respecto al mensaje: «malson.», «eufem.» ( malsonante, eufemístico).

Envíos. Son mensajes contenidos en algunos artículos y siempre están encabezados por la abreviatura «V.» (de véase). Remiten a otro lugar del diccionario donde se encontrará la información deseada.

Definiciones. Entre los distintos tipos, destacamos tres: perifrásticas: se expresan a través de un rodeo de palabras. Por ej.: equimosis. f. Med. Mancha lívida, negruzca o amarillenta, etc., es decir, como una descripción de la enfermedad; sinonímicas: mediante sinónimos. Ej., fachento- ta. adj. Costa Rica, Honduras y Nicaragua: jactancioso; impropias o explicativas: cuando resulta imposible definir la naturaleza de lo definido por tratarse, por ej., de clases de palabras (preposición. conjunción o interjección, etc.); entonces se recurre a explicar cómo es, para qué sirve o se la utiliza: de…// 8. U. para expresar la naturaleza, condición o cualidad de alguien o algo. Hombre de valor.

Calderón ( ´// ): en gramática, es antiguo signo ortográfico de párrafo. Se emplea en lo impreso para señalar alguna observación especial. Cerramos estas líneas a fin de no extender demasiado la nota, y dejar para una próxima el final de todo lo que llevamos dicho respecto de un libro de excelencia, como es el Diccionario de la Academia.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: