Noticias del español

| | | |

| Antonio G-Cervigón
tribunadeciudadreal.net, España
Martes, 23 de junio del 2009

LA GRAN FIESTA DE NUESTRO IDIOMA

Más de cuatrocientos cincuenta millones de personas de cuarenta y tres países diferentes, acogieron el pasado fin de semana la gran fiesta del idioma español.


Así lo publicaban los periódicos el pasado domingo. Y la noticia la recibíamos con irradiante gozo. Al parecer la idea de esta celebración ha partido del Instituto Cervantes que dirige la profesora Carmen Cafarell. El acontecimiento tuvo una expansión por los cuatro puntos cardinales y desde Tokio a Nueva York los fastos contaron con una copiosa lluvia de palabras, como un nuevo maná que empapó de léxico a todo lo hispanoparlante.

En la actualidad, según fuentes del citado instituto, nuestro idioma es la cuarta lengua con más número de hablantes y la segunda de comunicación internacional. Además cuenta con un futuro prometedor, porque según los vaticinios que se hacen, el español o castellano será hablado en el futuro por casi el ocho por ciento de la población mundial. Solo superará esta cifra el chino, en grupo de parlantes de dominio nativo. Nuestro entrañable universo de comunicación que es el idioma seguirá abriendo nuevos horizontes y para dentro de tres o cuatro generaciones, el diez por ciento de la población de nuestro planeta se entenderá en español.

Al respecto, no hay duda que el lenguaje es uno de los vínculos de unión más importante entre los miembros de una comunidad. La lengua, a pesar de los cambios sociales que puede sufrir la sociedad, de las distancias existentes entre comunidades parlantes, de los elementos perturbables que la acechan, es un gigantesco lazo que une y traba el idioma, y tiene efectos unificadores como ha quedado demostrado en la reciente fiesta internacional en pro del español.

Dicen que los idiomas de la Península Ibérica, español y portugués, han sido por su expansión en el mundo a través de la acción colonizadora, y por su contacto con las razas africanas, americanas y asiáticas, las más importantes entre las lenguas romances. Las dos naciones hermanas al descubrir el Nuevo Mundo emprendieron un viaje de equilibrio entre las lenguas latinas y germánicas, equilibrio que es el marco característico de la cultura occidental.

Hay que darle la bienvenida a esta celebración porque hoy día, es bien sabido, que el discurso político empobrece el sentido de cada palabra de nuestro idioma en cualquiera de los foros, incapacitando con sus argucias verbales para que los vocablos se empleen con el sentido verdadero que tienen. Hay que resaltar, como decimos, esta festividad de las letras que intenta potenciar nuestro rico y sin par idioma. Nos recuerda esta celebración, las palabras del probo Marco Valerio, quien al ver como a su alrededor se devaluaba el lenguaje por la indolencia de sus habitantes, les pedía con todo el alma que no deformaran las palabras.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: