Noticias del español

| |

| Jorge Barraza
El Universo, Guayaquil (Ecuador)
Jueves, 18 de mayo del 2006

LA EXTRANJERIZACIÓN DEL IDIOMA

Esta invasión lingüística es innecesaria, pues hay términos en castellano para cada caso. Y no está orientada desde los Estados Unidos con fines de penetración cultural; no hace falta, los latinoamericanos se invaden solos.


Podemos mirar el horizonte; también es posible verlo, observarlo, admirarlo, otearlo, contemplarlo, avizorarlo, inspeccionarlo, escudriñarlo, escrutarlo, examinarlo, ojearlo, atisbarlo, advertirlo. Son todas acciones similares aunque con connotaciones ligeramente diferentes. Que pueden distinguirse con nitidez una de otra gracias a las infinitas posibilidades que nos proporciona el castellano, nuestra lengua, la más portentosa herencia que España nos legó.

¡Somos tan afortunados! Toda Latinoamérica es una cómoda autopista idiomática por la cual transitamos a gran velocidad. Es la maravilla de nuestra lengua, que nos une. Se encuentran un mexicano, dos japoneses, un angoleño, un haitiano y un colombiano en Moscú, ¿qué hacen? Se dispersan, menos el mexicano y el colombiano; ellos se ponen a conversar, van a tomar algo y hasta comienzan a planear juntos una salida. Se reconfortan uno al otro, empiezan a sentirse mejor. Solo porque hablan el mismo idioma.

De Alaska a Tierra del Fuego, son 20 los países conectados culturalmente por esa herramienta tan galana llamada español. Incluimos a Estados Unidos, donde habitan 38 millones de hispanohablantes.

Esta facilidad de comunicación se verá fortalecida en los próximos cincuenta años hasta límites insospechados por nosotros. El español ya es un idioma global, sin embargo está creciendo en porcentajes superiores a otras lenguas, avanza, se multiplica por los migrantes, se prestigia por nuestros literatos. Esto reportará enormes beneficios a Latinoamérica.

El español es lengua oficial de organismos tales como las Naciones Unidas, la Unión Europea, la Unión Africana, naturalmente la OEA y entidades como la FIFA o diversos foros culturales. Hoy es el tercer idioma más importante del mundo detrás del inglés y el francés (el chino, el ruso, el indio son cinco centavos aparte). Un estudio de la revista Science revela que, para el decenio del 2050 será la segunda lengua más hablada, superando al inglés, que está en baja.

Sin embargo, la acechan diversos peligros. 1) La pobreza del lenguaje en los medios, especialmente la televisión (capaz de hacer estragos irreparables). 2) Su capacidad ociosa. El diccionario compila unas 90.000 palabras, en tanto una estimación dice que la gente común no usa más de 1.000. 3) El más grave: la extranjerización del idioma.

Una ola de cursilería lamentable llama a todas las cosas por su nombre en inglés. El gimnasio es «gym», el preparador físico exclusivo es «personal trainer», el congelador es «freezer», el disco compacto es «CiDi», la prueba artística «casting», el estacionamiento es «parking», las personas sin techo son «homeless», los mensajes por correo electrónico son «mails», los agentes inmobiliarios pasaron a ser «brokers» y los bienes raíces «real estate»… Hay cientos de ejemplos.

Computación e Internet son igualmente un campo minado de anglicismos como «mouse», «pad», «hardware», «link», «desktop», «web»… En el tenis están el «drive», el «top spin», el «ace», el «umpire», la «net», el «slice», el «drop» y una lluvia de vocablos cuya pronunciación parece otorgar jerarquía, estilo.

En Guayaquil, me dicen, está impuesto en muchos colegios decirle a la señorita «miss» y al profesor «mister». Bueno, no hilemos tan fino, Sucre ya fue sustituido por Franklin.

Lo peor es que esta invasión lingüística es innecesaria, pues hay términos en castellano para cada caso. Y no está orientada desde los Estados Unidos con fines de penetración cultural, no hace falta, los latinoamericanos se invaden solos. Es lo que decimos en fútbol de los delanteros pataduras: se marcan solos. Se autocolonializan con un placer casi sensual.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: