Noticias del español

| Piedad Villavicencio Bellolio (El Universo, Ecuador)

La esquina del idioma: «Si tiene coraje, ¡no se llene de infundia!»

En el lenguaje espontáneo suelen escaparse algunos términos que no están en armonía con el tema de la cadena hablada.

Esto puede pasar desapercibido cuando el coloquio es entre familiares o amigos cercanos.

Pero hay que ser muy cuidadosos cuando se enlazan ideas para compartir con destinatarios diversos, como radiales o televisivos. En estos grupos, un mensaje mal construido o un vocablo que no encaja en la frase puede causar efectos desfavorables, no solo en los receptores sino también en la herramienta lingüística.

La palabra infundia no forma parte de nuestro léxico: se confunde con injundia o enjundia, que se refiere a la grasa o gordura de los animales, como la gallina, la pava, el cerdo.

Leer más en eluniverso.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: