Noticias del español

| Piedad Villavicencio Bellolio (El Universo.com, Ecuador)

La esquina del idioma: En estos días uno puede cesar y también ser cesado

Hasta antes del 2009 se cuestionaba el uso del verbo «cesar» como transitivo, de ahí que no tenían prestigio frases como «el director técnico fue cesado en sus funciones» o «cesaron a un edil por supuestos actos de corrupción».

Se puntualizaba que «cesar» tenía uso intransitivo, por lo tanto, en sus tres acepciones se construía sin complemento directo.

Esto era el sustento para evitar su empleo como sinónimo de despedir o destituir, y se aceptaba su equivalencia con dimitir y renunciar. Por lo tanto, una persona podía cesar, pero no resultaba apropiado que fuera cesada o que, a su vez, cesara a alguien.

Justamente con las publicaciones académicas de la Nueva gramática española (2009) y del Diccionario de la lengua española (2014), su aplicación como transitivo dejó de considerarse inconveniente.

Aunque en la Gramática no se tiene por incorrecta esa subcategoría de «cesar», también se indica que es preferible que se emplee su equivalente «destituir», cuya transitividad es incuestionable.

[…]

Leer más en eluniverso.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: