Noticias del español

| Piedad Villavicencio Bellolio (El Universo, Ecuador)

La esquina del idioma: «empañar» y «empañetar»

Los cristales se empañan y las paredes se empañetan
No hay que confundirse con el uso de los verbos empañar y empañetar, pues tienen matices diferentes.

Empañar está compuesto de en– y paño. De esto surge su primera acepción, que es ‘envolver en pañales’. Ejemplo: «Hay que empañar al recién nacido».

Sus otros sentidos son ‘quitar la tersura, el brillo o la claridad de algo’, ‘mancillar la fama o el honor’, ‘menoscabar el mérito de una persona’, ‘atenuarse la claridad de la voz’. Ejemplos: «La lluvia empaña el parabrisas». «Se le empañaron los ojos al recibir la triste noticia». «Su inadecuado comportamiento empaña el prestigio de su padre». «Su voz se empañó cuando presentó las noticias de los deslaves».

Empañetar está constituido por en– y pañete (‘enlucido’). Por lo tanto, sus significados apuntan a ‘enlucir una pared con yeso, mezcla de arena y cemento’, ‘cubrir una pared con barro, paja y boñiga (excremento de vacuno)’. Ejemplo: «Hay que empañetar las paredes para cubrir sus imperfecciones».

[…]

Leer más en eluniverso.com.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: