Noticias del español

| Piedad Villavicencio Bellolio (El Universo.com, Ecuador)

La esquina del idioma: Alias, seudónimos e hipocorísticos

El nombre «alias» significa ‘apodo’, ‘mote’ o ‘que reemplaza al nombre’. Los alias se crean a partir de una o varias características físicas o morales de las personas a las que aluden.

Suelen emplearse en el ámbito policial para referirse al apodo o sobrenombre de aquellas personas que delinquen. Aunque se registra con frecuencia en este ámbito, no es exclusivo de él, pues también se usan en otros grupos. De ahí que es normal decir, p. ej., Simón Bolívar, alias el Libertador (por su participación en la historia de América). María Elena, alias la Ricitos (por tener el cabello rizado).

Ortografía
En el párrafo que antecede, nótese que antes de la voz alias va una coma; también obsérvese que el artículo que introduce el apodo se escribe en minúscula y la denominación del alias va con mayúscula inicial.

La palabra alias se abrevia con una a entre paréntesis: N. N., (a) el Siete Vidas. Asimismo se puede omitir el nombre alias: Simón Bolívar, el Libertador. Carlos Alberto, el Científico. N. N., el Manos de Seda.

Cuando se usa el apodo sin el artículo y entre el nombre de pila y el apellido, es necesario aplicar algún resalte tipográfico como cursivas o comillas para que el alias no se confunda con los otros elementos del nombre: Pedro «Gato» Rodríguez fundará un instituto en favor del mundo animal.

Seudónimos e hipocorísticos
Los seudónimos son nombres que usan los escritores, artistas y periodistas, en vez del nombre verdadero. Los hipocorísticos son acortamientos, adjetivos o diminutivos que se usan de manera coloquial, infantil, cariñosa o eufemística para dirigirse a familiares, amigos y demás personas.

[…]

Leer más en eluniverso.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: