Noticias del español

| Piedad Villavicencio Bellolio (El Universo, Ecuador)

La esquina del idioma

¡Ey!, ¿por qué esta interjección no está en el Diccionario?

Porque se trata de un anglicismo: procede de «hey». Suele usarse para llamar la atención de alguien e imprimir en la frase diferentes tonos, como disgusto, alegría, sorpresa, desprecio, entre otros.

A no ser que forme parte de una expresión denominativa, su empleo está de más en español, pues este idioma ya tiene interjecciones que transmiten los mismos matices. Por ejemplo, dependiendo del país y del énfasis o efecto que se quiera lograr se pueden usar «eh», «oiga», «che» o «epa», así: ¡Eh!, ¡pero qué linda estás! Oiga, ¡présteme atención! Che, ¿qué hacés?

Una reunión en secreto no se desarrolla «a puertas cerradas»

Esta locución así (en plural) como está en el título se usa para referirse a testamentos y la remisión de la herencia.

A puerta cerrada (en singular) es locución adverbial y se emplea con el significado de ‘secretamente’. También es locución adjetiva y se usa en Derecho para referirse a los juicios y vistas e indicar que solo se permite que estén presentes las partes con sus representantes y defensores.

[…]

Leer más en eluniverso.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: