Noticias del español

| Amando de Miguel (Libertad Digital.com, España)

La dichosa coma

La regla general es que la coma separa oraciones, cada una con su verbo explícito o implícito. No necesariamente se pone coma donde descansa la voz, como suele ser el caso en inglés.

Se introduce una coma detrás de enlaces o adverbios. Por ejemplo: esto es, es decir, en primer lugar, por un lado, además, con todo, sin embargo, no obstante, naturalmente, en efecto, efectivamente, es más, eso sí. Obsérvese también que las enumeraciones necesitan una coma entre los distintos elementos.

La coma no se lee, como ocurre con los demás signos de puntuación. En alguno de ellos cabe hacerlo por broma. Es el caso de la nueva expresión «¡y punto!», traída del inglés, para dar énfasis al final de un párrafo o de una frase. Se puede recordar este ejercicio escolar:

El ama de casa para que, tiene que hacer. Para que con el.

Se leería así:

El ama de casa, para que coma, tiene que hacer punto, para que con el punto coma.

Un inciso explicativo dentro de una frase debe ir precedido y seguido de una coma, aunque también puede colocarse entre paréntesis o entre rayas. Ejemplo de un verso clásico:

(-) Estos Fabio ay dolor que ves ahora campos de soledad mustio collado…

(+) Estos, Fabio, ay dolor, que ves ahora, campos de soledad, mustio collado…

[…]

Leer más en libertaddigital.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: