Noticias del español

| |

|

Academia Norteamericana  de la Lengua (ANLE)

La Academia Norteamericana de la Lengua Española incorpora a Leticia Molinero como miembro de número


Leticia Molinero se incorporó como miembro de número a la Academia Norteamericana  de la Lengua (ANLE) en un acto presidido por el secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Humberto López Morales.


Humberto López Morales y Leticia Molinero Después de pronunciar un discurso titulado «El español de los Estados Unidos, un nuevo punto de partida» la flamante académica recibió el diploma y medalla correspondientes de manos de López Morales y del director de la ANLE, Gerardo Piña-Rosales. El acto se celebró el pasado jueves 13 de octubre en los salones del Hunter College de la City University of New York. 

«El español de la información conforma el español culto de los Estados Unidos», afirmó Molinero. «Este español es en su gran mayoría producto de traducción, y por lo tanto los principios comunicativos de la traducción dirigida al hispanounidense pautan la norma lingüística del español de los Estados Unidos». 

«La Academia asume la responsabilidad de normativizarlo a partir de los criterios de traducción específicos para Estados Unidos y reconoce la necesidad de emplear recursos y criterios no tradicionales, como fuentes de autoridad para la elaboración de un corpus basadas en textos traducidos por entidades del sector público y privado y la determinación de la noción de ‘correcto’ a partir de la capacidad comunicativa del español en el contexto nacional», prosiguió.

«Debido a la influencia global de los Estados Unidos, cabe esperar que el español de este país tenga repercusiones en el español general del mundo hispanohablante», agregó Molinero. 

La académica preside una Comisión para el estudio de la norma lingüística del español de los Estados Unidos «en la que estamos preparando el terreno para la elaboración del Corpus del Español de los Estados Unidos (CEEU)», según afirmó, para agregar que «nuestra primera tarea es la elaboración de un glosario de estadounidismos y de una lista de términos» que remitirán al Diccionario de la Real Academia para su inclusión «con la marca EU».

«Somos conscientes de protagonizar una tarea sin precedentes que inevitablemente va a forzar los límites del sistema lingüístico hispánico», dijo Molinero. «Sin embargo, no consideramos que las adaptaciones por asimilación con el inglés y con la cultura estadounidense general sean negativas ni constituyan pérdidas de la ‘pureza’ del español.  Rechazamos el concepto de pureza de la lengua, dado que solamente las lenguas muertas son puras. La historia del español demuestra que se ha enriquecido siempre del contacto de lenguas, y que nació precisamente de ese contacto». 

En su contestación, el director Piña-Rosales recordó que Molinero fue nombrada miembro correspondiente —el paso anterior a numeraria— en el 2002 y que en el 2007 asumió la dirección de la Comisión del Cibersitio o portal de la ANLE. «El resultado a la vista está —afirmó— un portal dinámico, completísimo, reflejo fiel de lo que ha llegado a ser nuestra institución». 

Y aludiendo a la suposición de Molinero de que el español de Estados Unidos repercutirá en el español general del mundo hispanohablante, el director fue contundente al dirigirse al público: «A mí no me cabe duda y espero que a ustedes tampoco». 

María Cornelio, Coordinadora del Programa de Traducción e Interpretación de Hunter College, donde se efectuó el acto, abrió la ceremonia y el secretario general de la ANLE, Jorge Ignacio Covarrubias —al alimón con Carmen Tarrab—, tuvo a su cargo la presentación de la nueva académica.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: