Noticias del español

| | |

| Miguel Ángel Trenas
La Vanguardia, Barcelona
Sábado, 19 de enero del 2008

LA ACADEMIA, ANTE EL FENÓMENO SMS

La nueva 'Ortografía' estudia hacerse eco de las abreviaturas más comunes.


El correo electrónico, los chats en línea y, sobre todo, los mensajes cortos – SMS- castigan con dureza la ortografía desde hace años, hasta el punto de que son muchos los adolescentes que se expresan mejor combinando símbolos, letras y números, que usando las palabras de toda la vida. Atenta al devenir de la lengua y a sabiendas de que es mejor correr con los nuevos tiempos que frente a ellos, la Real Academia Española (RAE) podría recoger en la nueva Ortografía,en la que se trabaja desde hace unos meses, la realidad ortográfica surgida de la universalización de la telefonía móvil e internet.

El pasado jueves, en el marco de una jornada sobre las industrias de la lengua, el director de la RAE, Víctor García de la Concha, reflexionó en voz alta sobre la oportunidad de que los trabajos de la institución se hagan eco de estos nuevos usos del idioma y que tanto la nueva Ortografía, como la Gramática y el Diccionario en red "sean capaces de dar respuestas a todas las personas que escriben en internet o que utilizan los mensajes de móviles". No se trata de crear un diccionario SMS alternativo, sino de atender la nueva realidad "de una lengua que es del pueblo y es callejera" y que ahora se crea sobre las pantallas de los teléfonos móviles y de los ordenadores.

De la Concha se refirió también a la necesidad de atender los nuevos usos ortográficos que se producen en campos como el diseño gráfico o la publicidad, que muchas veces copian el argot nacido en los mensajes cortos, como es el caso de la última campaña publicitaria de BMW, cuyas grandes vallas incluyen palabras abreviadas como Frza o Dprtvo. Unas iniciativas menores, en todo caso, matizó ayer el director de la RAE, dentro de la gran obra que representa la Ortografía, que tendrá como ejes principales los usos ortográficos en Latinoamérica, los sistemas de enseñanza de la ortografía en otras lenguas y, sobre todo, crear una ortografía del español mucho más didáctica y explicativa, que justifique los porqués de las diferentes reglas.

Desarrollados por Nokia y comercializados por vez primera por el operador Sonera hace 15 años, los SMS han desarrollado un potencial de comunicación y negocio – más de 2 billones de mensajes cortos se enviaron en el 2007 en el mundo- que nadie sospechó entonces, cuando se incorporó esta función a la telefonía móvil, permitiendo enviar pequeños mensajes de texto como alternativa o complemento a las comunicaciones por voz. Limitados en el número de caracteres, los SMS exigían una economía máxima que tan pronto eliminaba vocales como añadía letras o símbolos cuya fonética sustituía sílabas. Un nuevo lenguaje que se extendió pronto a los chats, foros electrónicos y al correo electrónico. El fenómeno SMS afectó incluso al diseño de los nuevos dispositivos, que han ido incorporando teclados completos e, incluso, provocaron hipertrofias en los pulgares de muchos adolescentes.

La idea del diccionario SMS no es nueva, hace años surgieron los primeros glosarios de la mano de los fabricantes de teléfonos móviles, y más recientemente la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), en colaboración con las principales operadoras de telefonía móvil, entregó a la RAE una compilación de términos utilizados en los mensajes de SMS y por internet. La iniciativa, denominada Exo x ti y xra ti —Hecho por ti y para ti— tiene su propio portal — www. dicionariosms. com— en internet, donde los usuarios van incorporando vocablos. Una terminología que para Miguel Pérez Subías, presidente de la AUI, se ha configurado como una especie de dialecto propio, práctico, instantáneo y trasgresor entre los jóvenes, "y nuestro objetivo es ayudar a los padres, profesores y lingüistas a no ignorar, sino conocer mejor esta realidad". El diccionario permite consultar y traducir términos SMS en castellano, catalán, euskera y gallego, así como conocer qué términos son los más utilizados, además de incorporar comentarios colaborativos, al estilo de Wikipedia. Un fenómeno que se replica en todas la lenguas del planeta y que puede convertirse en una nueva torre de Babel, ya que hay tantos lenguajes SMS como usuarios, al no existir una norma escrita.

Gregorio Salvador, vicedirector de la Real Academia, recordaba ayer que el uso de abreviaturas se ha dado en todas las épocas y consideraba que la iniciativa de crear un diccionario que recoja los términos que emplean los jóvenes para escribir mensajes de SMS es buena, "lo malo es que cuando las abreviaturas, como es el caso de los SMS, nacen espontáneamente, se generan muchas variaciones para el mismo término".

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: