Noticias del español

|

| Mariana Neira
eltelegrafo.com.ec, Ecuador
Martes, 13 de enero del 2009

¿KE UBIERON KE?

Ahora resolví ser antipática. Es a consecuencia de una conversación. Les conté a los presentes que en un periódico de una de las colonias ecuatorianas en el exterior leí un titular de primera página, con letras gigantes, que decía, más o menos: «Hubieron muchas personas en el recibimiento a...». Y quedamos en ridículo frente a los demás latinos que, seguro, se burlaron del nivel cultural de los ecuatorianos. Lo correcto habría sido escribir: «Hubo muchas personas...».


Pero el mal uso de este verbo no es exclusivo de quienes por salir del país y hablar tanto inglés, se olvidaron de nuestro idioma. Aquí, hasta algunos periodistas famosos, de esos que forman el círculo de las vacas sagradas, dicen:

«En la marcha de protesta ‘hubieron’ decenas de manifestantes».

«En la Asamblea hubieron varios criterios…».

«En el estadio ‘hubieron’ muchos aficionados…».

En el mismo error incurren algunos líderes de opinión, de esos que forman otro círculo: el de los que rotan todos los días por los noticieros de radio y televisión.

Me metí a la red para ver qué decían al respecto y encontré que no era un problema ecuatoriano, lo registran en varios países. Y las discusiones son intensas, unos a favor del hubieron, otros en contra. Quiere decir que la duda es grande.

Por ahí algunos castizos explican con reglas sobre el uso de este verbo. Yo prefiero los ejemplos. Se usa hubieron en estos casos:

– Cuando ellos hubieron terminado de comer.

– Cuando ellos hubieron salido.

También en este caso:

– Hubieron de pasar años para que te olvide.

– Los turistas hubieron de recorrer varios kilómetros para llegar al lago.

Son usos excepcionales, mientras al hubo se lo utiliza frecuentemente. La explicación más simple me pareció ésta: «Hubo se usa cuando el verbo haber se emplea para denotar la presencia o existencia de personas o cosas». Por ejemplo:

– Hubo muchos estudiantes que no rindieron sus exámenes.

– No hubo problemas para descubrir a quienes hablaron mal.

¿Difícil? Pero no imposible corregir este error heredado de los malos profesores de la UNE y reciclado por los malformados periodistas y líderes de opinión. Un empresario periodístico decía que los medios no están para educar, que para eso estaban las escuelas. Nunca estuve de acuerdo con este criterio. La radio y la televisión son parte de nuestra familia y los niños, los jóvenes, principalmente, quieren actuar y hablar como sus personajes favoritos. Los periódicos, las revistas son utilizados en muchos centros educativos como material de lectura y en trabajos manuales. Es, entonces, obligación de los maestros enseñar bien y de los periodistas, comunicadores, líderes de opinión, hablar y escribir bien. Si en esta columna, en este periódico, encuentra errores, reclame. Es su derecho de lector más ahora que por la tecnología el idioma español anda de cabeza.

Ola, ke iciste oy?

X ke me preguntas?

X ke kiero saber.

Ok. Fui al centro de Kito.

Te divertiste muxo?

Muxo, comi elados, tome kafe…

Ke envidia…

Diálogo de jóvenes por celular que, felizmente, se queda en el celular. En el trabajo se someten a las reglas.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: