Noticias del español

| Agencia Efe

Josep Borrell, Eduardo Arroyo y Paz Battaner aspiran mañana entrar en la RA

La Real Academia Española vota mañana la candidatura de la filóloga María Paz Battaner, la única presentada para la vacante de José Luis Pinillos, mientras que el político Josep Borrell y el pintor Eduardo Arroyo compiten por la plaza que ocupó Ana María Matute hasta su fallecimiento en junio del 2014.

Salón de plenos de la Real  Academia Española. Foto: ©Archivo Efe/Emilio Naranjo

Salón de plenos de la Real Academia Española. Foto: ©Archivo Efe/Emilio Naranjo

La candidatura de Battaner (Salamanca, 1938), catedrática de Lengua Española de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y gran experta en lexicografía, fue presentada por Ignacio Bosque, Margarita Salas y Miguel Sáenz.

A su vez, los académicos José Terceiro, Luis María Anson y Carme Riera respaldan la del socialista Borrell, exministro de Obras Públicas y expresidente del Parlamento Europeo, y Juan Luis Cebrián, Francisco Rico y Salvador Gutiérrez avalan la candidatura de Arroyo, uno de los pintores españoles más destacados.

Para cada una de las vacantes habrá tres votaciones. Para salir elegido en la primera ronda se necesita el apoyo de los dos tercios del total de académicos, tanto de los que asistan al pleno como de los que voten por correo.

En segunda votación bastará con el respaldo de los dos tercios de los asistentes y en tercera, con el de la mitad más uno de los presentes.

Al ser la única aspirante a la silla «s», vacante desde el fallecimiento del psicólogo José Luis Pinillos en noviembre del 2013, Battaner podría resultar elegida académica mañana sin ningún problema y se convertiría así en la undécima mujer en los tres siglos de historia de la RAE.

En la Academia hay 46 sillas y, tras la muerte de Ana María Matute en junio del 2014, solo siete mujeres forman parte de ella actualmente: Carmen Iglesias, Margarita Salas, Inés Fernández Ordóñez, Soledad Puértolas, Carme Riera, Aurora Egido y Clara Janés, que aún tiene pendiente la lectura de su discurso.

Con anterioridad, fueron también académicas Carmen Conde (1979) y Elena Quiroga (1984).

Muy distinta es la situación de Borrell y Arroyo, dado que compiten por la silla «K», ocupada por Matute hasta su muerte, y, lógicamente, los votos de los académicos se repartirán entre ambos aspirantes. Podría suceder incluso que ninguno de los dos saliera elegido.

Galardonada en el 2006 con la Medalla Narcís Monturiol de la Generalitat de Catalunya, Battaner ha dirigido varios diccionarios de lengua española y, entre 1993 y 1999 fue decana de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad Pompeu Fabra. Es autora de diversos libros relacionados con su especialidad.

A más de uno le llamará la atención que se proponga a Borrell, un político de brillante trayectoria, como académico de la Lengua, pero es su titulación de ingeniero aeronáutico y doctor en Ciencias Económicas la que, según fuentes consultadas por Efe, ha motivado esta candidatura.

En la Academia se necesitan especialistas en diferentes ámbitos para hacer el Diccionario y no hay actualmente ningún ingeniero.

Pero en la RAE no han faltado políticos entre sus miembros, sobre todo en el XIX y primer tercio del XX, cuando fueron académicos figuras tan destacadas como Cánovas del Castillo, Salustiano de Olózaga, Emilio Castelar, Francisco Silvela, Raimundo Fernández Villaverde, Antonio Maura y Niceto Alcalá-Zamora.

Nacido en Pobla de Segur (Lleida), en 1947, Josep Borrell fue Secretario de Estado de Hacienda de 1984 a 1991, ministro de Obras Públicas (1991-1996), presidente del Parlamento Europeo de 2004 a 2007 y presidente del Instituto Universitario Europeo de 2010 a 2012. Ha publicado varios libros.

La ausencia en la Academia de un representante de las Bellas Artes sería el motivo que ha impulsado la candidatura de Eduardo Arroyo (Madrid, 1937), que ha compaginado la actividad pictórica con la escultura, la cerámica y la escenografía. Ganó el Nacional de Artes Plásticas en 1982 y es también escritor.

Encuadrado dentro del movimiento «nueva figuración», Arroyo, cuya técnica de trabajo se basa sobre todo en la alquimia del collage, expone regularmente en los principales centros artísticos de Europa y América.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: