Noticias del español

| | | | | |

| Agencia Efe

JOSÉ MANUEL BLECUA, UN APASIONADO DE LA FILOLOGÍA Y LA ENSEÑANZA

El académico José Manuel Blecua Perdices, elegido esta noche director de la Real Academia Española, es un gran experto en Fonética y Fonología que contagia entusiasmo por la Filología a cuantos le rodean y que ha demostrado a lo largo de su vida un profundo amor a la enseñanza.

Blecua (Zaragoza, 1939) fue elegido académico en el 2003 y su ingreso se produjo tres años más tarde, aunque su vinculación con la Academia comenzó mucho antes de su incorporación oficial, cuando se le encomendó la dirección del tomo de Fonética y Fonología de la nueva Gramática académica.

Los dos primeros volúmenes de esta monumental obra, dirigidos por Ignacio Bosque y elaborados por las veintidós Academias de la Lengua Española, se publicaron hace ya un año, y el que coordina Blecua, hecho igualmente en colaboración con todas estas instituciones, verá la luz en los próximos meses.

El nuevo director conoce a fondo los trabajos de la Academia y la política lingüística panhispánica que desarrollan la RAE y las restantes Academias de la Lengua desde hace más de una década. A ello contribuyeron sin duda los tres años que estuvo de secretario de esta institución, desde enero del 2007 a diciembre del 2009, fecha en la que fue sustituido por Darío Villanueva.

Hijo de José Manuel Blecua Teijeiro, que fue maestro de filólogos y gran estudioso de la poesía española del Siglo de Oro, el nuevo director de la RAE ha sido catedrático de la Autónoma de Barcelona, donde puso en marcha el Departamento de Lengua Española, considerado uno de los mejores de la Universidad española.

Hombre cordial, generoso y discreto, Blecua es un apasionado de la enseñanza de la Lengua, a la que ha dedicado más de cuarenta años de su vida. Un amor que probablemente le contagiaron los excelentes maestros que tuvo, ya que fue discípulo de Francisco Ynduráin en la Universidad de Zaragoza, en Madrid se formó con Rafael Lapesa y en Barcelona con Martín de Riquer.

La enseñanza, ha dicho en más de una ocasión, es «el mejor camino para evitar el deterioro del idioma», y no «se limita a España: se extiende a Hispanoamérica». Considera fundamental volver a plantear una enseñanza eminentemente práctica, de dimensiones orales y escritas de la lengua.

También ha sido profesor en Ohio State University (1971) y en el Centro de Estudios Lingüísticos y Literarios de El Colegio de México (1986-1987).

Blecua Perdices colaboró con Juan Alcina en la Gramática española, de la que se han publicado numerosas ediciones, y dirigió el Diccionario general de sinónimos y antónimos del español.

Es autor de numerosos trabajos de lexicografía y de otros relacionados con la historia de las ideas lingüísticas en España, con la aplicación de las nuevas tecnologías al estudio de la lengua española y con la situación del español como lengua extranjera.

En el 2004 fue nombrado comisario del IV Centenario de la publicación del Quijote, cargo al que se dedicó en cuerpo y alma durante dos años, pero le mereció la pena porque, según dijo al finalizar 2005, la catarata de actos que se organizaron sirvió para fomentar la lectura de la gran novela cervantina.

Fue director académico del Instituto Cervantes, secretario ejecutivo de la Comisión Científica del Congreso de la Lengua Española de Sevilla en 1992 y secretario del Comité Académico del I Congreso Internacional de la Lengua Española que se celebró en 1997 en Zacatecas (México).

También ha publicado La poesía del siglo XV (1975), Qué es hablar (1982), La transmisión textual del Conde Lucanor (1982), Literatura española (1988), Obras de Juan Sánchez Burguillos (1994) y Manual de crítica textual (1990), entre otras obras.

Blecua Perdices ha recibido la encomienda con placa de Alfonso X El Sabio y el Premio Aragón en su modalidad Nacional (2005), entre otras distinciones.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: