Noticias del español

| Agencia EFE

José Manuel Blecua: «La RAE no puede seguir teniendo un déficit permanente»

La Real Academia Española tiene un déficit de 2,5 millones de euros al año, debido en parte a que la aportación del Estado ha disminuido en los últimos años «en un sesenta por ciento», una situación «muy difícil de sostener» que obliga a pensar en «una reestructuración del sistema económico» de la RAE.

«La Academia no puede seguir teniendo un déficit permanente», asegura el director de esta institución, José Manuel Blecua, en la entrevista que concede a Efe con motivo de la publicación, el 16 de octubre, del nuevo Diccionario de la Lengua Española.

En ese encuentro se refiere también a los problemas económicos de la RAE, muy similares, en su opinión, a los de las demás Reales Academias que hay en España.

La RAE tiene un presupuesto de 7,5 millones de euros y, el próximo año, recibirá del Estado la misma cantidad que en 2014, es decir, 1,61 millones.

La Academia obtiene ingresos de la venta de sus obras, que también han descendido en los últimos años debido a la crisis, como han bajado los patrocinios por el mismo motivo.

«Estamos en una situación que no es fácil para la Academia porque supone, entre pitos y flautas, que en unos años hemos perdido el sesenta por ciento», pero no han disminuido los gastos ni el trabajo que se realiza, señala el director.

Al mismo tiempo, reconoce Blecua, «la solidaridad» con el resto del país limita las propuestas: «Nosotros no podemos, en un país con casi seis millones de parados, protestar por que nos han dado 1,6 millones».

La crisis «no es tan transitoria como se pensaba y nos va a obligar a modificar la estructura de nuestras propias instituciones para hacerlas más autónomas», asegura.

Se trata de «cambios profundísimos, que no son fáciles de llevar a cabo, pero que es indudable que las Academias los tienen que hacer», subraya.

Y esos cambios obligan a pensar en «una reestructuración del sistema económico de las Academias», y a reflexionar sobre «la función social que van a tener estas instituciones en el futuro, qué misión y qué trabajos e investigaciones van a realizar», afirma el director.

«Pero lo que es indudable es que la Academia, si no aumenta el presupuesto, no podrá seguir teniendo un déficit permanente», y el que soporta ahora es de 2,5 millones de euros.

La RAE confía en los ingresos que obtendrá de la nueva edición del Diccionario, que Espasa publicará en todos los países hispanohablantes, pero «las ventas del papel han disminuido muchísimo», admite el director.

Y el éxito de la edición digital del Diccionario, que cada mes recibe un promedio de unos cuarenta millones de consultas, «también disminuye la venta de libros».

Sin embargo, ese éxito hará posible buscar publicidad para la edición electrónica, un tema del que Blecua lleva tiempo hablando.

Primero habrá que actualizar la versión digital del Diccionario. Son «millones de datos» los que hay que revisar, pero la Academia procurará hacerlo «lo más pronto posible».

Y en cuanto se termine esa labor, «se irá a buscar quién es el mejor postor. Será una de las piezas fundamentales para equilibrar el presupuesto», asegura el director.

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: