Noticias del español

| | | | | | | |

Jornadas de formación hacen hincapié en la enseñanza práctica del español en China

El Instituto Cervantes de Pekin fue escenario ayer lunes de la inauguración de las III Jornadas de Formación de Profesores de Español como Lengua Extranjera (ELE) en China, en las que los docentes compartirán experiencias, intercambiarán puntos de vista sobre sus métodos y debatirán sobre el futuro de la enseñanza del español.


Las jornadas de este año, dirigidas tanto a profesores chinos como a hispanohablantes, llevan por el lema «Integración de destrezas comunicativas en el aula de ELE en China: Dificultades y propuestas de aplicación».

«Simplemente procuramos transmitir a los profesores unos métodos de enseñanza más prácticos», explicó el director académico del Instituto Cervantes, Francisco Moreno, quien recordó que el español y el chino son «dos de las lenguas más importantes e influyentes del mundo».

Moreno subrayó la importancia de ofrecer una enseñanza adecuada y utilizar las herramientas necesarias para hacer las clases más eficaces y divertidas.

Durante las jornadas, una veintena de docentes y expertos en la enseñanza del español como lengua extranjera presentarán ponencias, participarán en talleres sobre la docencia en el contexto chino y analizarán los retos de futuro de esta lengua con cerca de 450 millones de hablantes.

«El Instituto Cervantes está organizando diversas actividades de formación para profesores de español y una buena parte de ellas son gratuitas», afirmó el director académico del centro.

Moreno afirmó que la enseñanza del español en China «está empezando» y destacó que mientras que los profesores chinos están más familiarizados con las dificultades a las que se enfrentan los estudiantes del país asiático a la hora de aprender, los docentes hispanohablantes pueden ayudar a los alumnos a mejorar su pronunciación y les pueden transmitir formas de comunicación propias de sus países de origen.

El director académico del Instituto Cervantes añadió que confía en que el potencial demográfico y la enorme cantidad de universidades con las que cuenta China contribuyan a aumentar la importancia de la enseñanza del español en un futuro.

«En China se cree que la mejor manera de enseñar el español es hacer que los estudiantes practiquen la gramática, pero esto no es suficiente», matizó Moreno.

Cao Zhoutong, profesora de español en el Instituto de Formación Profesional de Tecnología e Industria de Tianjin que también participa en las jornadas, señaló que existen ciertas deficiencias en la enseñanza del español en las aulas chinas en lo que se refiere a la «comunicación real».

Cao coincidió con Moreno en que el dominio de un idioma no sólo requiere conocimientos de gramática, sino también habilidades comunicativas que facilitan y hacen más fluidos los intercambios interpersonales. Por este motivo, el desarrollo de la enseñanza del español en China deberá basarse en una «combinación de métodos».

«En estas jornadas nos están enseñando muchos métodos, como por ejemplo los que podemos utilizar para encontrar materiales educativos en Internet», comentó Cao, quien aseguró que incorporará más ejercicios orales y escritos en sus clases para fomentar las habilidades de comunicación de sus estudiantes.

Por su parte, Moreno expresó su deseo de que el español se convierta en un futuro cercano en una de las segundas lenguas oficiales de las escuelas chinas, como ya ha sucedido en países como Brasil, Alemania, Francia y Filipinas.

La organización de estas jornadas de tres días corre a cargo del Institituto Cervantes de Pekin, la Consejería de Educación de la Embajada de España en China y el Grupo de Investigación Sino ELE.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: