Noticias del español

| | |

| Israel Rodríguez Sánchez
www.endi.com, Puerto Rico
Viernes, 9 de marzo del 2007

IMPULSA FIN AL LENGUAJE SEXISTA

Albita Rivera busca que la legislación contenga un vocabulario inclusivo que cree conciencia sobre la igualdad de la mujer.


La presidenta del Caucus de la Mujer de la Asamblea Legislativa, Albita Rivera, reveló que está trabajando en un plan para erradicar el lenguaje sexista de todas las medidas legislativas.

«Lo que perseguimos es adiestrar a todo el personal que trabaja con la redacción de proyectos para eliminar el lenguaje sexista», explicó Rivera en entrevista con El Nuevo Día, Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

El plan comenzará con charlas y talleres al personal del Capitolio, adelantó la representante del Partido Nuevo Progresista (PNP).

El fin último es que los legisladores y legisladoras utilicen palabras inclusivas para la mujer en las medidas legislativas que presentan a diario como, por ejemplo, «la niñez», «la juventud» y «seres humanos» en lugar de «los niños», «los jóvenes» y «el hombre» (que se utiliza equivocadamente para referirse también a la mujer).

«Si tú buscas unas palabra que no tengan una connotación sexista los vas preparando para unos cambios sociales (a los legisladores). Esto es un concepto de aprendizaje a través de todo el país. Será un inicio desde la Legislatura para darle otro concepto a la lucha por la igualdad de las mujeres», dijo Rivera.

La legisladora criticó que muchas veces se utilice la palabra «todos» en actividades en las que hay 100 mujeres y sólo dos hombres. «¿Por qué?», cuestionó Rivera. Por eso, felicitó a la procuradora de la Mujeres, María Dolores Fernós, por siempre referirse a «todas y todos» y no a «todos y todas». Después de todo la a antecede a la o, expresó.

Rivera todavía no ha decidido si su plan para erradicar el sexismo de las piezas legislativas se hará mediante una enmienda al reglamento de la Cámara de Representantes o mediante la aprobación de una resolución. Sin embargo, dijo que se inclina más a la aprobación de una resolución que incluya al Senado y la Cámara.

Señaló que no anticipa oposición del Senado porque el presidente de ese cuerpo, Kenneth McClintock, fue la persona que le sugirió la creación del Caucus de la Mujer.

Este organismo está integrado por senadoras y representantes de los tres partidos para atender aquella legislación que concierne a la mujer.

La legisladora aprovechó para felicitar a las personas que redactaron el último informe de logros y de situación de la Cámara porque dijo que de principio a fin utilizó lenguaje inclusivo para la mujer. Indicó que ella también logró que el alcalde de San Juan, Jorge Santini, se refiera a compañeros y compañeras.

«Así tu vas creando una conciencia», manifestó Rivera.

Admitió que eliminar el sexismo no es tarea fácil, pero recalcó que hay que comenzar por el lenguaje.

Dijo que hay personas que no son machistas, aunque todavía no han internalizado el asunto del lenguaje inclusivo. En ese sentido, dijo que ha sido tildada de controversial porque no se queda callada y dice lo que piensa.

En una ocasión, la ex representante Melinda Romero Donnelly y su ex asesor de prensa, Carlos Bermúdez, hoy asesor de Rivera, no le hablaron por 8 meses. ¿La razón? Romero Donnelly propuso la celebración de la Semana del Hombre y Rivera, quien era y hoy sigue siendo su amiga, lo condenó públicamente.

Bermúdez es hoy su propio asesor de prensa.

De hecho, fue el padre de Romero Donnelly, el ex gobernador Carlos Romero Barceló, el que propuso la creación de la Organización de Mujeres Progresistas en 1973. Lo hizo para atraer el voto de las mujeres que votaban más por el Partido Popular Democrático, recordó Rivera.

Incluso, la hoy representante no pudo pertenecer al grupo de mujeres hasta tiempo después porque estaba casada con un legislador y la organización se hizo para apoyar a Romero Barceló.

Rivera mencionó al ex presidente del PNP, Baltasar Corrada del Río, como la persona que más oportunidades le dio a la mujer en el PNP «a pesar de que es del Opus Dei».

Pedro Rosselló nombró muchas mujeres en el gabinete, pero en el partido le quitó poder a la Organización de las Mujeres y a la Organización de la Juventud, según Rivera.

En la política, ha tenido múltiples experiencias machistas. Dijo que en una ocasión el ex presidente del Senado, Roberto Rexach Benítez, la llamó para decirle que el entonces senador independentista Rubén Berríos lo llamó para que le advirtiera que tuviera cuidado con la entonces pipiola Margarita Ostolaza «y con su causa de lucha». Rivera condenó la expresión.

En el 2001, Rivera también protagonizó una controversia cuando el ex representante popular Severo Colberg Toro le dijo «adúltera» a ella, a la representante Iris Miriam Ruiz y a Romero Donnelly.

De lo que está segura Rivera es que ni el PNP, ni el Partido Popular Democrático, ni el Partido Independentista Puertorriqueño tiene una mentalidad feminista.

«El que se atreva a decir que los partidos políticos son feministas, miente», concluyó Rivera.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: