Noticias del español

| | | | | |

| María del Rosario Molina
prensalibre.com, Guatemala
Miércoles, 27 de diciembre del 2006

HORRORES IDIOMÁTICOS Y ALGO MÁS: ¿CUÁNDO? (III)

Es absurdo y redundante hablar de «fuegos pirotécnicos»


Continúo preguntándome, amables lectores, hasta cuándo seguiremos los guatemaltecos cometiendo algunos errores y horrores del idioma, «a pesar de todos los pesares», y con esta columna finalizo mis críticas de este año.

Sexto: Acabo de leer el anuncio de un grupo de fabricantes de cohetes que se refieren a los «canchinflines», donde literalmente escriben: «fuegos o artificios pirotécnicos».

También de la junta directiva de los copropietarios de San Marino y Punta Velas, en Iztapa, Escuintla, cayó en mis manos un boletín con el «reglamento» para estas fiestas, en el que se habla de «fuegos pirotécnicos».

Estoy segura de que quienes firmaron tal documento ni siquiera lo leyeron y se atuvieron a la redacción de alguien más.

Pero parece que el error no es sólo nuestro. Un correo electrónico enviado por don Oscar O. Gil, lingüista colombiano, en que escribe de la misma falta, me indica que en Colombia también se cuecen habas.

En griego «piro» significa fuego, y tal término ha pasado como un elemento compositivo al español: piromaniaco, pirograbado, pirología, etc.

Por tanto es absurdo y redundante hablar de «fuegos pirotécnicos». Lo adecuado es «juegos pirotécnicos» o «fuegos artificiales».

Me gustaría agregar que los mejores juegos pirotécnicos que he visto fueron presentados en el estadio de Long Beach, California, cuando competí en el Miss Universo: Allí castillos, bosques, animales de la selva y un sinfín más de figuras asombraron y deleitaron, no sólo a las concursantes, sino a los miles de concurrentes a la presentación en que cada candidata entregaba un regalo al alcalde.

Séptimo: En español el satín es una madera americana que se asemeja al nogal. La fina tela parecida al raso denominada en inglés y en francés «satin» tiene otro nombre en nuestro idioma: satén.

Pregunten ustedes en España o en cualquier país de Hispanoamérica por unas cuantas yardas de «satín» y tengan por seguro que los mandarán a un aserradero.

Pero como en Chapinlandia somos unos «copycats» de los gringos y los gabachos, quienes venden telas y fabrican ropas, pretenden que las mujeres usemos «tacuches» (trajes) de madera, como las imágenes barrocas, al recetarnos el «satín» en vez de el «satén», a diestro y siniestro, para lucirlo en «eventos» especiales.

¿Puede alguien imaginarse algo más incómodo y poco práctico que un traje de fiesta fabricado de madera?

Por cierto, no se dice «fabricado en madera» ni «en cristal» o «en bronce» o en cualquier otro material imaginable. Lo correcto es «de», que indica de qué está hecha cualquier cosa.

Octavo: Las «pecan nuts» tomaron su nombre de las «pacanes» de Mississippi, término derivado de «pakani», del idioma algonquino de los nativos pobladores de Illinois.

En español se llaman «pacanas», pero aquí todos les dicen «pecanas» y no osen ustedes pronunciar el nombre correcto porque los verán como a marcianos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: