Noticias del español

| |

| Yaqui Núñez del Risco
Listín Diario (Santo Domingo, R.D.)
Martes 7 de Agosto del 2007

HISTORIAS DE PALABRAS

Para distraerme de esa sensación de impotencia que produce al comunicador quejarse y reclamar soluciones sin el poder para imponerlas, inicio esta semana con llamativas palabras cuya historia he encontrado.


Así, asterisco, palabra que designa al signo ortográfico que indica la presencia de una nota al pie de la página, viene de la griega aster que significa estrella.

Azar: era el nombre de un dado que presentaba una flor pintada en una de sus caras y hacía perder al jugador que lo lanzaba. Por eso fue asociada a casualidad o suerte.

Bártulos tiene una historia originada en el nombre de un famoso jurisconsulto de la Bolonia del siglo XIV, Bartolo da Sassoferrrato cuya obra estaba compuesta de muchos volúmenes de gran tamaño y de gran peso.

Bonsai es una palabra japonesa compuesta de bon, bandeja, y sai, planta. Bonsai o planta de bandeja es el nombre de árboles ornamentales cultivados en bandejas, a los que se limita su crecimiento mediante cortes de sus brotes y raíces.

La palabra brindis se origina en la expresión alemana ich bring dir¥s que significa 'yo te ofrezco' cuando se usa al chocar las copas en deseo de buena salud.

La expresión chin chin utilizada por algunos al hacer un brindis tiene su raiz en el chino t¥sing t¥sing que en español sería 'por favor', por favor y también conlleva buenos deseos.

Y qué sorpresa me llevé al saber que mamotreto viene del griego mammothreptos que significa 'cruiado por su abuela'. Después definió al niño que mama mucho y, luego, al gordo y bien alimentado. Si se siente un mamotreto, por su salud, rebaje.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: