Noticias del español

| | | | | |

| Agencia EFE

Hispanista puertorriqueña recupera la voz de los moriscos expulsados en 1609

Una hispanista puertorriqueña que se metió en el túnel de la historia ha hecho resonar después de cuatro siglos las voces de los moriscos que vivían en España poco antes de su expulsión, en 1609, y sus escritos posteriores, ya en el exilio.

 

Luce López-Baralt, catedrática de español en la Universidad de Puerto Rico y vicedirectora de la Academia puertorriqueña de la Lengua Española, desempolvó los códices «secretos» de estos moriscos que en su tarea literaria clandestina utilizaron el ‘aljamiado’, o la grafía árabe para escribir en español.

El resultado fue una escritura «híbrida y mestiza», transliterada por «autores rebeldes y combativos» que hicieron su tarea de manera que fuese indescifrable por un español que no conociera la lengua árabe o por un árabe que no hablase la lengua castellana.

Después de casi tres décadas de trabajo, las investigaciones de López-Baralt —animada por los estudios pioneros del español Miguel Asín— han tomado cuerpo en el libro La literatura secreta de los últimos musulmanes de España, editado por el sello español Trotta y con el que se recupera «parte de un mundo sumergido, perdido, silenciado», según las palabras de la hispanista.

En una entrevista con Efe en Madrid, donde esta semana presentó el libro, López-Baralt expresó su satisfacción por «devolverle la voz» a estos moriscos cuatro siglos después de la destrucción de su comunidad.

En abril de 1609, cuando los moriscos que habitaban los reinos de España llevaban ya varios años obligados a profesar el catolicismo y habían sido reprimidos por la Inquisición, el rey Felipe III ordenó su expulsión del territorio.

En la crónica de esos tiempos parte de los protagonistas son esos moriscos, a medio asimilar entre las dos culturas, la musulmana y la católica, que la España de entonces declaraba irreconciliables.

De sus códices manuscritos emergen prácticas rituales, magia, astrología, medicina, profecías, interpretación de sueños, remedios caseros para males menores y hasta «los itinerarios secretos que los podían guiar a huir de España y aún para volver sigilosamente».

Algunos ejemplos: En un códice de origen aragonés está el oráculo de Alí Ibnu Yabir Alfarasiyo en el que un desconocido le «revela» a un santón de Damasco «los escándalos que acaecerán en la España musulmana del futuro, que son, como es de esperar, el olvido de los ritos de su religión y su conducta licenciosa colectiva».

También hay recetas de ungüentos para curar llagas, instrucciones para «curar las heridas de espada o de puñal o bien causadas por accidente», para «tornar el rostro fresco y colorado» o recetas «para promover la fertilidad».

En los textos astrológicos, el erudito al-Biruni dice que «los nativos de géminis, sagitario y capricornio habrán de tener la barba hermosa y larga, mientras que el signo de cáncer hará a sus hijos buenos marineros y el signo virgo buenos visires y eunucos».

Y como apunta Luce López-Baralt, los textos ‘aljamiados’ se ocupan además de las tribulaciones de los moriscos a causa de la situación en que quedó su comunidad al verse obligada al exilio forzoso y perseguida por los inquisidores.

Un autor que firmó con el seudónimo de Mancebo de Arévalo dejó escrito que, en Granada, una mujer le contó cómo había visto en el zoco envolver carnes con hojas arrancadas de los códices musulmanes de la época nazarí.

A un morisco adulto lo encarcelan por llevar una medalla con inscripciones árabes. Los códigos inquisitoriales consideran que eso es una invocación al demonio, cuando en realidad, dice López-Baralt, «era una bendición talismánica islámica que le había dado su madre de niño y en la que se despedía de él para siempre, pues él niño se quedaba en España mientras ella era expulsada.

Por este y otros motivos el Mancebo de Arévalo transcribe «recetas mágicas contra el llanto», porque los moriscos no estaban «en tiempos de gozo para decir donaires y cosas desaguisadas».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: