Noticias del español

| Álex Grijelmo (El País, España)

Hala Madrí

El Barcelona tiene su abreviación en vigor desde el primer cuarto del siglo XX: Barça.  El Real Madrid también cuenta con un nombre abreviado, aunque rara vez lo encontremos por escrito: el Madrí.

El Barcelona tiene su abreviación en vigor desde el primer cuarto del siglo XX: Barça. Surgida probablemente en el lenguaje oral, esta palabra se data en la prensa en el año 1922, en la revista catalana Xut, según el estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona dirigido por Miquel de Moragas y coordinado por Ana Belén Moreno. Tal vez se use ya más esa abreviación entre los aficionados que el topónimo completo (Barcelona) y que el nombre oficial (Fútbol Club Barcelona).

El Real Madrid también cuenta con un nombre abreviado, aunque rara vez lo encontremos por escrito: el Madrí. No se podía reducir mucho más el original, pero al menos se le han aliviado una palabra (Real) y una letra y su fonema, lo cual facilita la ligazón con el término siguiente si éste comienza por vocal.

Ayer se oyó una vez más en el estadio Bernabéu —a través de esa insoportable megafonía que va convirtiendo a los hinchas cantarines en consumidores callados— el himno del club blanco interpretado por Plácido Domingo y compuesto por José María Cano en 2002 con motivo del centenario del club. Uno de sus versos dice: «Sale el Madrí a luchar, sale el Madrí a ganar…». Y no se percibe el fonema de la letra d por ninguna parte, pues la pronunciación que se derivaría del texto escrito («sale el Madrid-a-luchar, sale el Madrid-a-ganar») la suprime el tenor con mucha afinación y poca misericordia. Tiene su razón, porque en ese caso añadiría una sílaba con la correspondiente nota, lo cual alteraría la composición melódica, mientras que la terminación abreviada permite diptongar la i final del nombre con la preposición que antecede al verbo: «sale-el-madriaganaaar…»

[ … ]

Leer más en elpais.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: