Noticias del español

| | | | |

| Inés Izquierdo Miller
laprensa.com.ni, Nicaragua
Jueves, 8 de enero del 2009

HABLEMOS DEL IDIOMA: ¿UNA TRIVIA ES TRIVIAL?

Aunque no lo parezca este vocablo antiguo se relaciona con el número tres.


Hay palabras que se ponen de moda, y las escuchamos todo el tiempo. Somos acosados por los medios que las repiten una y otra vez.

Eso ha sucedido con trivia. La telefonía celular puso en el tapete este vocablo, al ser la vía para que participen los usuarios en sus promociones. Así empezaron a decirnos: «Responda la trivia» o «Juegue con la trivia que le presentamos a continuación».

Claro que trivia se relaciona con trivial. En el Diccionario de la Real Academia Española aparece trivial con estas acepciones: «Del latín trivia-lis. Vulgarizado, común y sabido de todos. Que no sobresale de lo ordinario y común, que carece de toda importancia y novedad. Expresión, concepto, poesía trivial. Perteneciente o relativo al trivio (que es la división de un camino en tres ramales)».

Como podemos observar el trivium, era el lugar donde se encontraban tres caminos o vías. Podemos suponer lo que sucedía en un ramal donde convergen tres sendas. Creo que era algo así como la parada del bus, donde hablamos temas ligeros, como si hay calor o frío, o el bus está demorado. Trivialidades. Asuntos de poca importancia, temas sabidos por todos.

Supongo que llaman trivia a las preguntas de selección múltiple, donde se debe escoger una opción de las tres que te ofrecen. Y ésas son las trivias que aparecen en las promociones de los teléfonos celulares.

Ya que andamos remontados en el pasado, viajemos a Grecia, para conocer a Friné. Ella era una cortesana griega del siglo IV a.C., era tan bella que Praxíteles la hizo su amante y la tomó como inspiración para sus estatuas de Afrodita (como la famosa Venus de Cnido).

A Friné la acusaron de impiedad, pero su defensor llamado Hipérides, confiado en la despampanante belleza de la mujer la hizo desnudar ante los jueces, los cuales quedaron pasmados ante tanta perfección y como es de suponer… la absolvieron.

Recordemos que para los griegos la perfección estaba en la belleza, así que Friné no tuvo más problemas y llegó a ser muy rica, claro que al final los años tocaron su puerta y la gravedad hizo sus estragos en tan magnífico cuerpo.

Friné recurrió a todo lo que se conocía en su época para combatir la vejez, pero ello no impidió que los años se llevaran su esplendor, carente de botox, colágenos, implantes de silicona y cirugías plásticas, la pobre Friné se convirtió en una máscara deforme de lo que había sido.

Un famoso poeta ateniense impresionado por tantos afeites dijo que ella había convertido su rostro en una farmacia.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: