Noticias del español

| | | |

| Inés Izquierdo Miller
La Prensa, Nicaragua
Martes, 14 de octubre del 2008

HABLEMOS DEL IDIOMA: UN BUEN ENSAYO

Muchas personas tratan de poner camisas de fuerza al ensayo, un género moderno que algunos clasifican como literatura de ideas. Justo ahí encontramos el ensayo Nuestra América de José Martí, donde el autor aúna una reflexión profunda sobre nuestra identidad, apoyada en una bella reflexión con valores literarios.


Hay una definición de Gómez de Baquero, que recoge muy bien la esencia del ensayo: «El ensayo está en la frontera de dos reinos: el de la didáctica y el de la poesía y hace excursiones del uno al otro».

En los próximos días LA PRENSA promoverá un concurso de ensayos para jóvenes que deseen una beca completa en la Universidad American College, por ello vamos a dar algunas recomendaciones sobre este género.

El ensayo se caracteriza por ser ágil, sencillo, con el don de transmitir directamente su mensaje, por ello no es necesario hacer divisiones a lo interno del mismo, ni tampoco llenarlo de citas bibliográficas, fórmulas, cuadros o gráficos, los ensayos se leen para ver las implicaciones de las estadísticas, no para conocerlas.

Pero como el ensayo no tiene prohibiciones de vez en cuando alguien puede incluirlas. Lo que no debe faltar en un ensayo es su mayor virtud: la brevedad, cualidad que le permite difundirlos con mayor facilidad, tener más lectores y dar un efecto más directo.

El ensayo tiene carácter persuasivo, pues impulsa sus ideas para convencer con respecto a los hechos. Para ello se ordenan los datos y los conceptos de manera que sea evidente una tesis.

Sus temas son variados y la flexibilidad es su mayor don, por ello es recomendable que los estudiantes, tanto de secundaria como universitarios, tomen en cuenta las siguientes recomendaciones: partan siempre de su propósito para que den el enfoque adecuado; investiguen los contenidos que van a desarrollar; usen la bibliografía que es la base de su trabajo; deben hacer un bosquejo para organizar las ideas y ver la disposición que se dará al contenido.

Un ejemplo: comenzar con una cita general para después ir dando los argumentos, presentar detallados antecedentes y luego ofrecer una rápida resolución.

La estructura básica de un ensayo sería: motivación, proposición, división, desarrollo, recapitulación.

Esperamos que sus ensayos sean una maravillosa muestra de su talento.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: