Noticias del español

| | |

| Inés Izquierdo Miller
La Prensa, Nicaragua
Jueves, 8 de noviembre del 2007

HABLEMOS DEL IDIOMA: UN BRINDIS

A la hora de brindar podemos decir un discurso, un poema o una simple palabra como salud.


Tomar vino siempre ha sido considerado un acto noble. En países como en Francia e Italia en cada almuerzo y cena hay una copa de vino, de ahí que exista una cultura del vino, y características.

Si nos remitimos al Diccionario de la Real Academia Española el término brindis significa «te lo ofrezco». Acción de brindar con vino o licor. Palabras que se dicen al brindar.

Esta definición no nos da mayores detalles sobre la costumbre que se remonta al siglo XVI, un 6 de mayo de 1527, cuando se celebraba una victoria del ejército de Carlos V. Cuentan los historiadores que las tropas toman Roma y la saquean. Los mandos militares llenan sus copas de vino, las alzan y dicen la frase «bring dirs», (yo te lo ofrezco). Este hecho inició la tradición de brindar cuando se celebra.

Hay otras versiones sobre el nacimiento del brindis que van hasta los griegos, y era una muestra de confianza del anfitrión a sus invitados. En los banquetes los criados servían las copas, el anfitrión alzaba la suya, tomaba un trago, como señal de que la bebida estaba sin veneno.

Chocar las copas era una costumbre para salpicar el contenido de las copas, sobre todo entre la realeza. Al chocar las vasijas se demostraba que no había ningún tipo de veneno.

Otras versiones hablan de las fiestas romanas y griegas, donde los invitados levantaban y golpeaban sus copas para que los sirvientes les dieran más bebida. De ahí se pasó al brindis, para llamar la atención del resto.

Al momento de brindar se puede decir desde un discurso, un poema o alguna palabra o expresión como salud, chinchín, salute, cheers, saude, etc.

En la actualidad muchas personas sólo hacen el gesto de brindar hacia los demás alzando su copa, pero hay quienes prefieren chocarlas. Lo más correcto es lo primero.

Los recipientes para beber vino, al principio no eran de vidrio. De las conchas marinas, cuernos de animales, cáscaras y otros objetos de la naturaleza, la humanidad comenzó a usar vasijas de barro cocido y más tarde esmaltado, después cobre y estaño para los pobres; oro y plata para los ricos. En esta época inicia la historia de las copas.

Los egipcios, 1,500 años antes de Cristo, conocían el vidrio, y el pueblo persa, bajo el reinado de Alejandro Magno, usaba utensilios fabricados con él. Para el siglo I había rudimentarias vidrierías en Francia e Italia. En el medioevo el vidrio casi se olvidó. Los árabes adoptaron e impulsaron las técnicas del vidrio. Durante los siglos XIII al XV, en la ciudad de Damasco se crearon ejemplares esmaltados, que fueron modelo para los vidrieros italianos.

En el último tercio del siglo XVI apareció un tipo de copa más o menos estándar, de traza esbelta, con forma de cáliz sobre un pie. A lo largo del siglo XVIII se desarrolló un muestrario de modelos de copas que se estilizaron poco a poco. Las piezas de cristal labrado dieron paso a otras más finas y ligeras.

A mediados del siglo XIX las mesas bien decoradas empiezan a ser una cuestión de buen gusto. Se comienza a disponer vajillas, cubiertos y cristalerías para cada comensal buscando la armonía y estética.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: