Noticias del español

| | | | |

| Inés Izquierdo Miller
La Prensa (Nicaragua)
Martes, 19 de febrero del 2008

HABLEMOS DEL IDIOMA: ESPAÑOL PARA EXTRANJEROS

Enseñar el español como lengua materna no es igual que como lengua extranjera.


Hace muchos años trabajé como jefa de departamento de Español como lengua extranjera en la UAM, recuerdo que tuve que capacitar a varios docentes, graduados de español, que pensaban aplicar los métodos conocidos por ellos en la enseñanza de la lengua materna.

Nada más lejos una metodología de la otra. Lo primero es discernir ambos conceptos. La lengua materna (L1) es aquella que se aprende en el ámbito familiar: a veces se dan casos excepcionales, donde en una misma familia se hablan dos lenguas, porque los abuelos o los padres hablan lenguas diferentes; en este caso ambas serían maternas.

La lengua extranjera (L2) es aquella que una persona, sea cual sea su edad, aprende en un ámbito social donde se utilizan dos (o más) lenguas en relaciones habituales, administrativas o empíricamente.

De ahí que la forma en que se aprende la lengua materna y la extranjera son diferentes, aunque existan ciertas semejanzas o aproximaciones. De entrada la diferencia entre la Didáctica de ambas lenguas no viene del objeto de enseñanza/aprendizaje, que es idéntico, sino de la persona, por ende el trazado metodológico es el inverso.

Es inverso porque en la lengua materna ya las personas hablan el idioma y lo que hacen es estudiarlo, aprenderlo a usar tanto en la escritura como la lectura. Al revés ocurren en la lengua extranjera, porque primero se estudia o aprende y después es que se puede hablar en diferentes contextos.

Al enseñar español como lengua extranjera no podemos perder de vista el enfoque comunicativo, nuestro fin es que los alumnos hablen, escriban y lean el idioma, no queremos atiborrarlos de conceptos gramaticales ni memorizar listas de verbos. No.

Deben ser clases muy prácticas, muy realistas, con muchos actos del habla y juegos de roles, apoyados en material didáctico, para no terminar traduciendo todo el vocabulario nuevo que se aborde.

El profesor de español como lengua extranjera debe usar las técnicas didácticas más adecuadas a la realidad del aprendizaje, identificar el acto comunicativo en términos de conocimientos, habilidades lingüísticas y estrategias, para así reconocer y resolver dificultades en el desarrollo de las competencias gramatical, léxica, sociolingüística y discursiva.

Algunos métodos que se han usado para la enseñanza del español como L2 han sido estos: método de gramática y traducción, método directo, método audiolingual, método audiovisual, enseñanza comunicativa de la lengua, métodos alternativos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: