Noticias del español

| | | |

| Inés Izquierdo Miller laprensa.com.ni, Nicaragua Martes, 7 de julio del 2009

HABLEMOS DEL IDIOMA: EL BALLET Y SUS TÉRMINOS

En el ballet clásico hay mucha influencia del francés.

 

Está en Managua el Ballet Nacional de Cuba, una prestigiosa compañía asociada al nombre de Alicia Alonso. Con ella conocí y amé el ballet clásico al verla en Giselle y El lago de los cisnes.

Pienso que sería útil para quienes asistan por primera vez a este espectáculo en el Teatro Rubén Darío conocer algo sobre su historia y sus conceptos más importantes.

Sus orígenes se remontan al Renacimiento (1400-1600) y su técnica consiste en posiciones y movimientos estilizados, que a lo largo del tiempo se han ido codificando en un sistema bien definido. Cada composición se acompaña de música, decorado y vestuario para materializar una coreografía muy bien estudiada donde bailar en puntas puede considerarse lo distintivo de este arte, aunque también se puede prescindir de hacerlo.

En el ballet abundan muchos términos del francés, debido a que los pasos fueron denominados y codificados por primera vez en Francia, así que este idioma es el lenguaje internacional del ballet.

Con respecto a la técnica del ballet, se apoya fundamentalmente en la rotación externa de piernas y pies. Comprende cinco posiciones específicas y numeradas de los pies, que constituyen la base de casi todos los pasos. También están las posiciones de los brazos. Todo para acentuar la verticalidad. Los movimientos del bailarín vienen del eje vertical del cuerpo, todas las partes deben estar centradas y alineadas para mayor estabilidad y comodidad.

Esta verticalidad implica resistencia a la gravedad, un concepto manifiesto en los pasos de elevación y en los saltos. Hay mucha variedad de pasos, como los que hacen en el aire: girar, batir las piernas o los pies al mismo tiempo, o cambiar la posición de las piernas.

Una de las posiciones es el arabesque, donde el bailarín extiende una pierna hacia atrás en línea recta, mientras el attitude es la extensión de la pierna adelante o atrás con una rodilla doblada. Los pasos de giros incluyen la pirueta, giro sobre una pierna elevando la otra, y el fouetté.

Entre los pasos de elevación se encuentran el entrechat, en el que el bailarín salta recto hacia arriba y bate en el aire las piernas, y el jeté, salto de un pie sobre el otro. Todos tienen variantes. Los movimientos del ballet clásico son siete: saltar, lanzar, estirar, doblar, girar, elevar y deslizar.

Otro concepto importante es el de Gran Pax de Deux, que significa ‘Gran Danza para Dos’, y por lo general se realiza en cinco partes: entrada, adage, variación para el bailarín, variación para la bailarina, y la coda, donde bailan juntos.

Está el cabriole, un paso del allegro en el cual las piernas extendidas se baten en el aire.

Dejo por último el fouetté que es un giro espectacular donde el pie de trabajo es estirado y recogido durante las vueltas.

Alicia Alonso en Giselle hacía unos pasos maravillosos que parecían incontables, recuerdo que a cada giro el público aplaudía delirante. Me encantan los fouetté.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: