Noticias del español

| | | |

| Inés Izquierdo Miller
laprensa.com.ni, Nicaragua
Miércoles, 10 de septiembre del 2008

HABLEMOS DEL IDIOMA: EDIL O ALCALDE

Es un grave error usar estas palabras como sinónimos


Nos escribe don Jaime José Genet Mayorga, quien nos dice: Felicitaciones por su Hablemos del Idioma. Ojalá que surjan más como éste. Favor dé cabida en su prestigioso espacio, Hablemos del Idioma, a la valiosa columna de don Fernando Lázaro Carreter donde habla de la palabra ediles, usada incorrectamente por alcalde. ¿Qué opinión le merece esto?

La Fundación del Español Urgente, Fundéu, señala que no se deben usar como sinónimos los términos edil y alcalde. Es un uso erróneo edil con el significado de 'alcalde' ya que el primero es el 'miembro de una corporación municipal', por lo tanto es sinónimo de concejal. Entre los antiguos romanos, era el magistrado a cuyo cargo estaban las obras públicas, cuidaba del reparo, ornato y limpieza de los templos, casas y calles de la ciudad de Roma.

Mientras que alcalde es de origen árabe y significa 'presidente del ayuntamiento de un pueblo o término municipal'.

Los comunicadores a veces usan edil y primer edil, para no repetir la palabra alcalde. En este caso no es ningún problema la repetición si es necesaria, pero en todo caso puede usarse el nombre y el apellido, también el apellido solamente de la persona que se desempeña en ese cargo.

El origen de la denominación edil viene de Aedes, nombre que se asocia al Templo de Ceres. Como los ediles eran los encargados de la restauración y mantenimiento de los templos, se pensó durante muchos años que ésta era su principal tarea.

Pero no fue así. Hoy sabemos que no estaba asociada a los templos en sí mismos, sino que ahí era donde se mantenían los registros de la plebe, y ellos eran oficiales de esta clase.

Para finalizar les diré que municipio es el conjunto de habitantes de un mismo término jurisdiccional, regido por un ayuntamiento. Entre los romanos, era una ciudad principal y libre, que se gobernaba por sus propias leyes y cuyos vecinos podían obtener los privilegios y derechos de los ciudadanos de Roma.

A propósito de las elecciones municipales terminaré con una palabra cuya etimología es muy interesante, me refiero a candidato, palabra procedente de cándidus, que quería decir 'blanco brillante', lo cual se relacionaba con el hecho que los tribunos de Roma cuando arrancaban sus campañas políticas se vestían con una toga blanca, así daban una buena impresión entre sus electores como personas puras, cándidas, sin mancha.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: