Noticias del español

| | | |

| Inés Izquierdo Miller
La Prensa (Nicaragua)
Martes, 29 de mayo del 2007

HABLEMOS DEL IDIOMA: DENTRO Y ADENTRO

Tengamos en cuenta las diferencias entre estas palabras para que las usemos correctamente.


Hay que analizar con cuidado al distinguir 'dentro' y 'adentro' porque si consultamos el DRAE (Diccionario de la Real Academia Española) veremos que cuando se refiere a dentro, especifica que proviene del latín 'deintro' y puede significar un adverbio cuyo sentido es: En la parte interior de un espacio o término real o imaginario, como cuando decimos «me ha salido de dentro; se frota por dentro; dirigir todo hacia dentro».

También se emplea para indicar el término de un período de tiempo visto desde la perspectiva del presente. Dentro de dos meses. Y además sirve para indicar el interior de un espacio real o imaginario. Dentro de un cajón, de una ciudad, del corazón, del alma.

Pero si buscamos adentro, éste puede funcionar para indicar a o en lo interior de algo. Mar adentro, tierra adentro. Se metió por las puertas adentro.

Hay muchas personas que lo emplean para hablar de lo interior del ánimo. Hablo para mis adentros. Juan habla bien de Pedro, aunque en sus adentros siente de otro modo.

Otros usos pueden ser para ordenar o invitar a alguien a que entre en alguna parte, o dar para dar aliento al soldado o al deportista; o para aludir al hecho de causar una fuerte impresión, es decir afectar hondamente. Su discurso me llegó adentro del corazón.

Algo así pasa con el vocablo adonde, que al igual que los pronombres relativos se construye a veces con antecedente, como en este caso: El lugar adonde vamos.

Ahora bien, cuando su función es interrogativa se le debe colocar su acento ortográfico encima de la o, incluso aunque sea una interrogación indirecta: ¿Adónde vas?

En algunas regiones como Argentina, Bolivia, Honduras, Uruguay y Nicaragua se utiliza en ciertas frases o expresiones como éstas: Pero de adónde alcanzarlo. Dicen que aumentarán los sueldos, ¡de adónde!

Estas palabras son parecidas pero sus significados no son los mismos, debemos consultar el diccionario pues podemos emplearlas mal, es decir fuera de contexto y entonces su función será incorrecta. Recuerden no es lo mismo la gimnasia que la magnesia.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: