Noticias del español

| Inés Izquierdo Miller (La Prensa.com, Nicaragua)

Hablemos del Idioma: Curiosidades del idioma

Ya saben que me fascina la etimología, andar rastreando las palabras o las frases hasta encontrar su origen, que a veces ni remotamente se asemeja al significado actual.

Hoy les hablaré de algunos casos curiosos como pedante, un término que usamos para aludir a una persona engreída y que hace alarde inoportuno de sus conocimientos, así aparece definido en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE).

Lo interesante de este término es que en sus orígenes significaba todo lo contrario, imagínense que se le llamaba pedante a los maestros que enseñaban a domicilio, que iban a los hogares a enseñar a los niños, entre otras cosas, la gramática.

¿Cómo pasó de referirse a ese tipo de maestro a una connotación negativa? Muy fácil, aunque eran muchos los maestros que se ofrecían, la oferta era mayor que la demanda, por lo que las pruebas que exigían los padres para acceder a dicho trabajo eran muy severas y selectivas, se imaginan que eso demandaba que el aspirante fuese muy bien preparado y dispuesto a saber más que el otro.

Al final esa rivalidad entre candidatos hizo que se destacaran los más listos e ilustrados como los favoritos para el empleo de pedante, así que con el tiempo se comenzó a utilizar la palabra para referirse al tipo de personas engreídas que hacen un excesivo alarde de erudición, aunque en realidad no la posean.

[…]

Leer más en laprensa.com.in

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: