Noticias del español

| | | |

| Inés Izquierdo Miller
La Prensa (Nicaragua)
Martes, 2 de septiembre del 2008

HABLEMOS DEL IDIOMA: CUIDADO CON EL DELEZNABLE

Nos ha llegado un correo muy especial de un lector que nos afirma lo siguiente:


«Siempre leo con especial interés su columna semanal y la felicito por su afán de contribuir a difundir y conservar la corrección del idioma, hoy día tan maltratado por los propios hispanohablantes.


«Me gustaría conocer su opinión y de ser posible —si considera el tema de interés— que comentara este tema en el Diario.

«Escuchamos o leemos con mucha frecuencia, tanto a nivel popular como en boca de gente supuestamente culta y en los medios de comunicación (prensa, radio y televisión), el uso del adjetivo 'deleznable' aplicado a casos o situaciones que conmueven a la opinión pública (asesinato atroz, conductas violentas, etc.) cuando quieren significar repudiable, abominable.

«Resulta que el diccionario, refiriéndose a dicho vocablo, lo define en sus acepciones como 'despreciable, de poco valor, poco durable', es decir insignificante. ¿A qué se debe, esta utilización equivocada del adjetivo cuando lo que se pretende decir es justamente todo lo contrario?»

Creo que con deleznable hay un ejemplo exacto de verbalismo, que es utilizar palabras cuyo significado no conocemos bien, fuera de contexto.

Si bien en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) afirman que deleznable significa: 'Despreciable, de poco valor. Poco durable, inconsistente, de poca resistencia. Que se rompe, disgrega o deshace fácilmente. Que se desliza y resbala con mucha facilidad'.

Esto no quiere decir que algo deleznable sea horrendo. En todo caso es despreciable por ser de poco valor, frágil, quebradizo, lo cual hace que se desintegre o deslice con facilidad.

Un asesinato, un acto de violencia sexual o doméstica no es deleznable para nosotros, es abominable, horrendo, pero no lo podemos minimizar de esa forma.

Queridos colegas, busquemos más la ayuda de un diccionario, recuerden que la sabiduría popular los ha llamado mataburros, lo cual significa que si leemos más e investigamos los significados de las palabras alejaremos de nosotros las grandes orejas que caracterizan a ese animalito, símbolo de ignorancia.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: