Noticias del español

| | |

| Manuel Corrales, de la Academia de la Lengua (Ecuador)
www.hoy.com.ec, Ecuador
Miércoles, 25 de noviembre del 2009

GAZAPOS Y TROPEZONES: GLOSARIOS

En varios artículos, he tratado el espinoso tema del vocabulario informático: muchas —muchísimas— palabras técnicas propias de esta espectacular tecnología, están tomadas del inglés (software, hardware, firmware, password, mouse). La razón fundamental es que los sabios inventores, y los no menos sabios actualizadores de tal tecnología, pertenecen en buena parte al mundo anglosajón.


¿Es que no hay en nuestra lengua vocablos equivalentes?

Los hay, sin duda. Por lo menos los hay para muchísimos tecnicismos anglosajones. Pero a muchos de nuestros ingenieros informáticos parece no importarles el asunto.

Hay, en cambio, no pocas personas preocupadas por nuestro idioma: por su buen uso, por que se eviten —en la medida posible— las palabras y construcciones sintácticas extrañas (barbarismos, solecismos) cuando podemos reemplazarlas por vocablos y formas gramaticales hispanas. Y no por eso ha de tildárseles de puristas.

Una buena ayuda para hacer viable el proceso de traducción son los glosarios. ¿Qué es un glosario? Varias acepciones tiene el término en el diccionario académico. La que a nosotros nos interesa es esta: «Catálogo de palabras de una misma disciplina, de un mismo campo de estudio, etc., definidas o comentadas». De manera que un glosario viene a ser una especie de diccionario especializado. Especializado en una ciencia, en una tecnología, en un arte, en fin, en un área del saber o del saber hacer. Hay, pues, glosarios de Mecánica, de Electricidad, de Carpintería, de Física, de Química. Y los hay también de Informática.

Pero, además, hay glosarios bilingües, trilingües. En ellos, podemos encontrar solución a muchos problemas de terminología.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: