Noticias del español

| | |

|

Agencia Efe

Viernes, 27 de enero del 2012

García de la Concha, la experiencia de la RAE al frente del Cervantes


El filólogo Víctor García de la Concha, nombrado hoy director del Instituto Cervantes, estuvo durante doce años al frente de la Real Academia Española (RAE), de la que es director honorario, y es experto en Literatura del Renacimiento y del siglo XX.


Nacido el 2 de enero de 1934 en Villaviciosa (Asturias), estudió Filología en la Universidad de Oviedo, donde se doctoró con premio a la mejor tesis filológica del trienio 1968-1970 con la que dedicó a a la poesía de Pérez de Ayala.

También licenciado en Teología por la Universidad Gregoriana de Roma, empezó como profesor de instituto y después ejerció en las Universidades de Valladolid y Murcia. En 1976 ocupó la cátedra de Literatura Española en la Universidad de Zaragoza y en 1979, en Salamanca.

Es un gran experto en literatura medieval, renacentista y contemporánea, y dentro de ésta en poesía española del siglo XX, en especial en poetas como Antonio Machado o Juan Ramón Jiménez.

Entre sus obras destacan El arte literario de Santa Teresa (1978), Nueva lectura del Lazarillo de Tormes (1981), Eternidades de Juan Ramón Jiménez (1981), Cristo de Velázquez de Unamuno (1987), cuatro volúmenes de Poesía española de 1935-1975 (finales años 80 y principios de los 90), El arte literario de San Juan de la Cruz (1991), Al aire de su vuelo (2004) y Cinco novelas en clave simbólica (2010).

Elegido académico de la Lengua el 7 de noviembre de 1991 para la vacante de Ricardo Gullón (sillón "c"), ingresó en la institución el 10 de mayo de 1992 con el discurso Filología y mística: San Juan de la Cruz, 'Llama de amor viva".

El 3 de diciembre de 1992 fue elegido secretario perpetuo de la Real Academia Española de la lengua, en sustitución de José García Nieto; y el 3 de diciembre de 1998, relevó a Lázaro Carreter como director de la Academia, cargo que asumió oficialmente el 21 de enero de 1999 y del que se despidió el 16 de diciembre de 2010, cuando le sustituyó el filólogo José Manuel Blecua.

En 2011 fue nombrado director honorario de la institución de la que se responsabilizó durante doce años y en la que contribuyó a reforzar notablemente las relaciones con las Academias de los países hispanoamericanos; en 2000, las 22 Academias de habla hispana obtuvieron el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

Además de las nuevas ediciones del Diccionario de la Real Academia —la obra de referencia—, coordinó también las nuevas Ortografías de 1999 y 2010; el Léxico hispánico primitivo (2003), glosario de las hablas románicas de los siglos VII-XII en la Península; el Diccionario panhispánico de dudas (2005) y el Diccionario esencial de la lengua española (2006), entre otros.

En su mandato inauguró, en 2006, la sede del Centro Internacional de Investigación de la Lengua Española (CIILE), ubicado en San Millán de la Cogolla (La Rioja).

Otro gran proyecto de la Academia vio la luz en 2009: la Nueva gramática de la lengua española.

Presidió, entre 2005 y 2010, la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), el órgano impulsado por la agencia Efe y esta entidad bancaria para un buen uso del idioma español en los medios informativos, y a cuyo Consejo Asesor se incorporó en el 2010.

Es presidente del jurado que falla el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y, desde el 30 de septiembre de 2010, ocupa la Presidencia de la Junta Rectora del Instituto de España, que agrupa a las Reales Academias de ámbito nacional.

Fundador junto a Lázaro Carreter y otros colegas de las Academias Literarias Renacentistas, entidad que dirigió en 1980, también estuvo al frente de los cursos internacionales de la Universidad de Salamanca (1980-1986).

Además de crítico literario, De la Concha fue guionista de la serie Santa Teresa de Jesús (1984), que protagonizó Concha Velasco en TVE, y del programa multimedia Viaje al español (1988) para la enseñanza del castellano a extranjeros.

Entre las distinciones que ha recibido destacan la Orden del Toisón de Oro que le concedió el rey Juan Carlos en 2010, el Premio Internacional Menéndez Pelayo (2011) y los doctorados «honoris causa» de la Universidad estadounidense de Brown, en Rhode Island (1997), de Valladolid (2001) y Alcalá de Henares (2004).

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: