Noticias del español

| Gonzalo Domínguez Loeda (Agencia Efe)

Fundéu busca abrir con Instituto Caro y Cuervo una sede en Colombia

La Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia Efe y BBVA, trabaja junto al Instituto Caro y Cuervo para crear una sede en Colombia que le permita tener una mayor presencia en Latinoamérica, según explicó el director general de esa entidad española, Joaquín Müller-Thyssen.

Joaquín Müller-Thyssen, durante la entrevista con la Agencia Efe en Bogota

Joaquín Müller-Thyssen, durante la entrevista con la Agencia Efe en Bogotá

«La Fundéu BBVA tiene desde su inicio la voluntad y la ambición, a la que no renuncia, de crear una red de fundaciones en América (…) y siempre hemos estado intentando buscar acuerdos con distintas academias latinoamericanas», dijo Müller-Thyssen en una entrevista con Efe.

El objetivo fundamental de ese proyecto es «estar muy poco centralizado en el español de España», un objetivo que en ocasiones no pueden cumplir puesto que «es evidente que al trabajar desde Madrid caes en algunos pecados», destacó el director de la Fundéu BBVA que se encuentra en Bogotá para participar en el IV Festival de la Palabra.

En este sentido, Müller-Thyssen destacó que la Fundación está presidida por la Real Academia Española de la lengua (RAE) «que también hace un esfuerzo muy grande de panhispanismo».

El intento de la Fundéu BBVA de establecerse en América Latina para huir de ese «centralismo» lingüístico tiene escalones precedentes ya que tuvieron una sede en México que debieron abandonar por razones económicas.

Además, han tenido delegados en Argentina, Chile, Perú y Colombia que apoyaban la labor de una fundación cuyo objetivo es velar por el buen uso del español en los medios de comunicación, en especial los informativos.

La Fundéu fue creada en el 2005 fruto de un acuerdo entre el banco BBVA y Efe, y desde entonces ha desarrollado su labor desde la sede central de la agencia española de noticias en Madrid.

Ahora, trabaja conjuntamente con el Instituto Caro y Cuervo «para tratar de crear el embrión» de esa nueva sede y «que desde Colombia no solo se empiece a trabajar para los periodistas colombianos sino también para todos aquellos que escriben en medios digitales sin ser periodistas profesionales», agregó el director de la Fundéu.

«Ponemos un pie para abrir un proceso que pueda durar y establecer una red de fundaciones en América» para tener una presencia «a nivel absolutamente hispano», destacó Müller-Thyssen.

Pese a que el proyecto «se está cocinando» todavía no tiene un cronograma marcado y sí «un documento base» que van a presentar a los medios colombianos «para que aporten su criterio y sirva como fundamento en la búsqueda de patrocinios».

Sin embargo, en la Fundéu BBVA son conscientes de la dificultad puesto que «no es fácil obtener dinero para lo que se llama cultura».

Desde la fundación rastrean a diario los medios de comunicación de todo el panorama del español y, con esa base, elaboran consejos sobre redacción y errores que detectan.

Esas recomendaciones ya se distribuyen en América Latina a través de internet y de la Agencia Efe, por lo que «llegan a todo aquel que quiere», destacó Müller-Thyssen.

La transmisión en Hispanoamérica de esos consejos la facilita el hecho de que «el porcentaje real del español común es de un 90 %», mientras que el 10 % se corresponde con localismos, por lo cual «no tenemos ningún problema en llegar a cualquier lugar del mundo donde se hable nuestro idioma», dijo.

Por ello, su trabajo se hace con la idea de adaptarse a todos los hablantes del español, si bien «no tener permanentemente unas antenas en los distintos países americanos que estén detectando los problemas más específicos del periodista en un país, de alguna manera españoliza» la labor de la Fundéu BBVA, comentó su director.

Entre los retos del nuevo periodismo digital, del que la fundación también es guardiana, está el hecho de que sea «en directo, escribes y publicas prácticamente al momento», explicó.

Ese tipo de comunicación, en opinión de Müller-Thyssen, «tiene más riesgos», si bien subrayó que «la Agencia Efe toda la vida ha trabajado así» sin cometer errores.

«Por lo tanto el problema en la corrección es un problema en el nivel de formación que tiene el periodista que está haciendo la crónica», concluyó.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: