Noticias del español

| | | | | | | |

| Agencia Efe

Filóloga revive el leonés en una nueva obra que analiza más de 3.000 palabras

La lengua leonesa protagoniza el profundo estudio que sobre ella ha hecho la filóloga Margarita Álvarez Rodríguez en su libro El habla tradicional de la Omaña Baja, en el que recoge más de 3.000 palabras.

El volumen, que se presentará esta tarde en al ayuntamiento de Valdesmario (León), recoge las principales características del leonés más tradicional, sobre todo el vinculado al mundo rural, que se mantiene en la actualidad en esta zona leonesa, en La Omaña.

Algunas de las peculiaridades más llamativas son la conservación de la «f» inicial en palabras que en castellano empiezan por «h» como, por ejemplo, «forca» en lugar de «horca», o mantener la «ñ» inicial en vocablos que comienzan por «n» como en el caso de «ñalgas» en vez de «nalgas», ha declarado a Efe la autora.

También —ha añadido— se conservan algunos diptongos como «-ie» y «-ou», y otras muchas características de tipo morfológico en la formación del femenino y el masculino, el plural, así el uso de las preposiciones.

El libro incluye un vocabulario de casi 3.000 palabras de origen leonés.

Además, la obra hace una referencia al diccionario de la Real Academia Española y al diccionario El castellano tradicional, publicado hace unos años por la Universidad de Valladolid, para ver cómo se recogen en ambos los diferentes términos de origen leonés y comprobar si han sufrido variaciones, tanto en la forma como en el significado, ha comentado Margarita Álvarez Rodríguez.

La escritora ha recordado que inicialmente el leonés abarcó lo que son hoy las provincias de Asturias, Zamora, Salamanca, el norte de la provincia de Cáceres e ,incluso, se introdujo en Portugal, donde todavía se mantiene un dialecto leonés: el mirandés.

Por este motivo, los rasgos leoneses se mantienen en la actualidad en todos estos lugares, pero es León y en Asturias donde se mantienen con mayor intensidad y, sobre todo, en ésta última con el «bable», ya que en León el castellano ha absorbido parte de estas particularidades, ha concluido la autora del libro.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: