Noticias del español

| Fernando Ávila (El Tiempo.com, Colombia))

Exsacerdote / El lenguaje en el tiempo

Citas: «Ex sacerdotes mexicanos urgen al papa a echar de la Iglesia a pederastas»; «Ex-sacerdote jesuita hace escalofriantes revelaciones», «Exsacerdote, biógrafo de Camilo Torres, actor y director, esas son las credenciales de Joe Broderick, quien estrena La última cinta de Krapp, de Samuel Beckett, en el mes del teatro» (Arcadia).

Comentario: Como se ve en estas citas, las dos primeras tomadas de servicios noticiosos de internet, y la última, de la portada de la revista Arcadia, hay tres formas de referirse a los sacerdotes retirados: ex sacerdote, dos palabras, ex-sacerdote, con guión, y exsacerdote, una palabra.

La primera corresponde al uso vigente hasta el 2010, cuando ex era adjetivo, como lo son buen o mal –buen sacerdote, mal sacerdote–, ex sacerdote. La segunda, con guión, solo se usa cuando ex va antes de cifra, ex-10, o de mayúscula, ex-HSBC. La tercera es la correcta desde el 2010, cuando ex pasó a ser prefijo, exsacerdote.

Aunque la expresión exsacerdote resulta cómoda para referirse al presbítero católico que ya no ejerce su ministerio, no es la más apropiada para hacerlo, pues la calidad de sacerdote no se pierde, en la medida en que el sacramento del orden imprime carácter. Hay sacerdotes reducidos al estado laical, hay sacerdotes a los que sus obispos les prohíben ejercer su ministerio y hay sacerdotes que simplemente dejan de oficiar como tales por razones familiares, políticas o laborales, pero todos ellos siguen siendo sacerdotes.

Así, debería hablarse simplemente de sacerdote retirado, como se hace con los militares, general en uso de buen retiro, o simplemente general (r), y en general con las profesiones civiles (abogado retirado y no exabogado). Un sacerdote retirado puede ser expárroco, exrector de colegio, excapellán.

Publicado en eltiempo.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: