Noticias del español

| | | | | | |

| Agencia EFE

«Exonario», un innovador glosario online de términos y definiciones insólitas

Ideado con el objetivo de referirse a realidades de la vida cotidiana que no tienen nombre, pero también a situaciones inventadas, «Exonario» es un innovador glosario online creado por un profesor argentino y compuesto de «nombres hilarantes y definiciones insólitas de dudosa justificación».

Así lo describe su creador, el argentino Jorge Mux, profesor de filosofía del lenguaje y escritor de cuentos de ficción en su tiempo libre, que hace ya casi tres años sintió la necesidad de crear términos nuevos para referirse a objetos o hechos que tienen que ver con situaciones inventadas o probables, según explicó a Efe.

Fue así como decidió abrir, en noviembre del 2006, un blog en internet en el que comenzó a publicar un término inventado por día, «no sólo relacionado con cuestiones de ficción, sino también con campos semánticos de hechos o cosas que actualmente ocurren o existen», apuntó.

Desde entonces, su particular espacio online se ha convertido en un amplio glosario de 800 términos, publicados en su mayoría por él, pero abierto a la participación de los lectores los fines de semana, siempre que respeten una serie de filtros.

«El requisito básico es que el nombre no exista en ningún otro diccionario, bien sea en papel u online, y, si está justificado etimológicamente, ver que la etimología sea correcta y que no haya redundancias», señaló.

La inmensa mayoría de los términos tienen una justificación etimológica, aunque algunos tienen simplemente que ver con la resonancia, «con cierta comicidad que tiene la palabra», reconoció Mux.

Aclara que su glosario no pretende ser «un diccionario de la Real Academia ni un diccionario de jergas», ni tampoco «hacer falsas palabras maleta, ni dar falsas definiciones».

Aunque reconoce que algunas palabras aparecen en el diccionario tradicional, puntualiza que «se trata de homógrafas con distinta etimología y, por lo tanto, con significado diferente».

Al contrario de lo que ocurre con la mayor parte de páginas similares que existen en internet, Mux no quiere crear un idioma paralelo, sino que su meta es enriquecer con sus nuevas palabras el lenguaje.

El término con el que en su día inauguró el blog fue Nosófobo, del griego gnosis (sabiduría) y fobos (miedo), que alude a aquella persona que tiene ‘horror al conocimiento y a cualquier actividad relacionada con él’.

Uno de los términos favoritos de Mux es Pistentimio, del griego pistis (creencia) y enthymio (recuerdo), que se refiere a la ‘errónea creencia según la cual ciertas ideas que se nos ocurren momentánea y espontáneamente serán recordadas cuando haga falta aplicarlas’.

Tras definir el término, Mux explica llana y detalladamente el origen de su invención: «Suele ocurrir que, en la madrugada, a una persona se le ocurra una idea y, en ese momento, tiene la certeza de que ya no podrá olvidar aquello que se le ocurrió en la oscuridad. Con esa fuerte creencia, la persona se duerme sin haber anotado siquiera una pista de la idea».

«Esa persona es víctima de un pistentimio: supone que, por la mañana, se seguirá acordando de ese lúcido proceso que desembocó en la revelación nocturna. Sin embargo, al día siguiente o más tarde esa misma madrugada, cuando quiera reconstruir la idea, descubrirá que es imposible», concluye.

Reseptancia, del latín assectari (acechar) y reptare (reptar), es una de sus últimas entradas y con ella define la sensación de que hay alguien escondido en algún lugar de la casa, o detrás de uno mismo.

El propio nombre del glosario, Exonario, es una palabra que existe únicamente en su particular diccionario.

Aunque uno de los riesgos de este tipo de páginas es llegar a quedarse sin ideas, Mux cree que es algo que no le va a pasar porque bajo su punto de vista «siempre surgen situaciones nuevas que merecen ser nombradas».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: