Noticias del español

| | |

| El Tiempo (Colombia)
Martes, 30 de diciembre del 2008

ESPAÑOL PARA MAMONES

Que Pedro, ese tipo tan simpático, sea considerado un mamón por vivir en casa de sus padres a los 40 años nos puede parecer raro a los colombianos, pero no a los chilenos. Para ellos, en cambio, es extraño que entre nosotros 'mamón' sea alguien cansón o irritante. Para los uruguayos lo sería si 'echara cepillo' o, como dicen los españoles, 'hiciera la pelota'. En cambio los mexicanos llaman así a alguien antipático o algo cursi.


Más de 400 millones de personas hablamos español y podemos entendernos a pesar de las variantes idiomáticas en los distintos países donde nuestra lengua es oficial. Sin embargo, surgen cientos de malentendidos y dudas cuando nos comunicamos entre nosotros, debido a que las palabras cogen vuelo propio en las distintas regiones y adoptan significados variados.

Unas cambian levemente su definición 'oficial', otras lo hacen de manera radical; surgen nuevas voces o se distorsionan algunas ya existentes. La jerga creada por la gente de la calle, lejos de academias e institutos, enriquece el idioma y, a la vez, pone zancadillas a los puentes de comunicación que cruzan fronteras.

Por eso a la traductora mexicana Roxana Fitch se le ocurrió crear un diccionario de jerga en español. La primera edición apareció hace dos años en EE.UU. Recientemente presentó el proyecto en Madrid, de la mano del filólogo español Alberto Gómez Font. A la espera de otra edición, el diccionario vive, respira, cambia e incluso habla en la página web www.jergasdehablahispana.org.

Allí se pueden consultar más de 12 mil voces, con sus diferentes acepciones según cada país. Todas con ejemplos. También es posible escuchar frases con jerga pronunciadas por personas oriundas de diversas regiones, acompañadas por la 'traducción oficial'. Una exploración del diccionario permite, además, descubrir curiosidades y encontrar explicaciones a palabras de argot en canciones.

Así, llegamos a entender que cuando el vocalista del grupo gallego 'Siniestro Total' pide al juez en la canción La sociedad es la culpable que no le «cuelgue más marrones» quiere que deje de acusarlo de algo malo. O que la canción Chorra de Enrique Santos Discépolo significa en Argentina 'ladrona'. LECTURAS entrevistó a Roxana Fitch.

¿Cómo nació la idea de este diccionario?

Por accidente. Hará unos 20 años, cuando todavía uno no se comunicaba con la facilidad de ahora, que me escribía una amiga andaluza, fanática de las telenovelas mexicanas, pero perpleja sobre el vocabulario que escuchaba. En cada carta me preguntaba sobre el significado de términos dialectales y jergales usados en México.

Después, para adelantar, inicié un glosario de mexicanismos exclusivamente para que ella lo consultara. Años más tarde, cuando me empecé a meter en foros de charla en español en Internet, descubrí que también yo necesitaba un glosario para entender a mis amigos de España, Argentina, Colombia, etc. Fue así como, ayudándome con la experiencia que tengo en la creación de glosarios por ser traductora, y con el apoyo de mis amigos, empecé a coleccionar vocabulario informal y elaborarlo. Quise compartirlo con todos, y la mejor manera de hacerlo fue subirlo a un sitio web en Internet.

¿Por qué es importante un diccionario de jerga?

Porque la gente no siempre se expresa en el llamado español estándar. Cuando estamos en contextos formales, tendemos a evitar el uso de la jerga, pero una vez que se establece una relación de confianza, es fácil que se nos escapen términos coloquiales y esos cambian mucho de país en país, de región en región, de ciudad en ciudad… además de depender también del nivel sociocultural y edad del hablante.

¿Hace cuánto tiempo trabaja en él?

El proyecto nació algunos meses antes de crear el alojamiento en Internet, puesto que no podía abrir un sitio web vacío. Son pues unos 12 años, porque 'Jergas' ya tiene 11 en Internet.

¿Cómo es el proceso?

El trabajo de elaborar las definiciones y los ejemplos lo hacemos entre mis colaboradores y yo: la mayoría de ellos se comportan como asesores de material que elaboro, pero también algunos que mandan material muy completo, con buenas definiciones que apenas hay que retocar. Examinamos material nuevo que puede provenir de aportes que manda la gente, de la lectura en foros, blogs, revistas, libros y noticias en periódicos, en radio o TV.

Cualquier fuente es buena para capturar material nuevo. La tarea de documentar las voces es exclusivamente mía. Significa buscar bibliografía que compruebe que tales vocablos son efectivamente usados con las acepciones que les damos en JHH.

¿Cuánta gente colabora con usted?

Cuento con unos 20 colaboradores fijos y los demás son ocasionales. Por cierto, el cachaco Federico Arboleda es uno de mis mejores colaboradores y a él se debe que el apartado colombiano haya crecido tanto en los últimos dos años. La gente inventa términos constantemente; por ello es fácil adivinar que se incorporan voces con mucho dinamismo.

¿Salen también? ¿Se eliminan del diccionario las palabras que se dejan de usar?

Si los términos caídos en desuso fueron de empleo común durante un determinado periodo, los conservo (con marca 'en desuso') porque bien podrían aparecer en algún libro u otro tipo de medio (escrito, grabado o filmado) de esa época y es útil mantener su significado. Seguramente depende de cada término, pero ¿en general las voces de jerga tienen un tiempo de vida más corto que los de la lengua que podríamos llamar 'oficial'?

Curiosamente, he encontrado términos jergales que se mantienen vigentes por varias décadas. El verbo refinar, usado en México con significado de comer, por ejemplo, se usaba ya en tiempos de Pancho Villa (1910-1920). Muchos términos del lunfardo rioplatense siguen de uso corriente en Argentina, Uruguay y Paraguay.

¿Ha pensado incluir información etimológica?

Con seguridad hay historias de esas palabras muy interesantes.

Existen algunos términos para los cuales logré obtener información etimológica.

El origen de una palabra o término es un aspecto fascinante en cualquier recopilación de vocabulario, pero requiere de un trabajo de investigación arduo y desgraciadamente ya tengo problemas de tiempo al tener que ocuparme del vocabulario de más de 20 países. Es el problema más grande que he tenido: sin apoyo de las instituciones ni fondos para cubrir mis gastos, no puedo dedicarme de lleno a la investigación y por esto solamente puedo elaborar el diccionario en mi tiempo libre.Al conocer las peculiaridades del español de tantos países, ¿cree que nuestro idioma es tan poderoso que, a pesar de ellas, más de 400 millones de personas nos entendemos? ¿O se trata de algo inherente a cualquier idioma?

Logramos entendernos perfectamente siempre y cuando utilicemos el español formal. Las cosas comienzan a complicarse cuando entramos en confianza y usamos nuestra jerga, pero no hay nada que no se pueda resolver con un poco de buena voluntad y un diccionario como Jergas de habla hispana.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: