Noticias del español

| | | | | |

| Revista Fundalia y Mecenazgo del Siglo XXI
Número: 13. Año: 2008

ENTREVISTA A JOAQUÍN MÜLLER, DIRECTOR DE LA FUNDÉU BBVA

«El peligro está en aceptar, sin más, términos que ya están en nuestro vocabulario»


El 8 de febrero de 2005, la Agencia EFE y el BBVA crearon la Fundéu —Fundación del Español Urgente—, una institución sin ánimo de lucro que tiene como principal objetivo colaborar con el buen uso del idioma español, principalmente en los medios de comunicación. Fundéu es heredera del 'Departamento de Español Urgente' (DEU) de la Agencia Efe, creado en 1980 por el periodista Luis María Ansón, entonces presidente de la agencia española de noticias. La Fundéu BBVA, como continuadora, en parte, de aquel servicio, ha asumido esa acepción de 'urgente' en su propio nombre, que no tiene el sentido negativo que lo contrapone a 'importante'.

A Joaquín Müller, director de la Fundación, no le consta que otras lenguas muy habladas como el chino, el inglés o el francés tengan instituciones similares, «pero si todavía no las hay, las habrá. Sabemos que la labor que desarrollamos está muy bien valorada por periodistas, traductores, editores, escritores, redactores de publicidad, profesionales de la comunicación … », explica.

P.- Existiendo numerosas entidades oficiales e iniciativas privadas para fomentar el español, ¿cuál es la aportación más destacable de Fundéu BBVA?

R.- Digamos que nuestra aportación no es tanto fomentar el español —aunque también lo es— como propiciar su buen uso. Así, nuestros lingüistas analizan a diario el español vertido en los medios de comunicación y tratan de detectar los términos y giros del español actual que generan dudas y falta de uniformidad en su uso. La aportación fundamental, por tanto, de nuestra fundación es la respuesta diaria a las dudas del español más actual que nos hacen, principalmente, periodistas de todo el mundo de habla hispana. Es decir, que actuamos sobre los medios de comunicación, que son unos de los máximos responsables del desarrollo del idioma.

P.- ¿Cómo defiende la Fundéu BBVA el español? ¿Hay una

actitud proactiva para denunciar agresiones al idioma en medios de comunicación, publicidad, empresas …? ¿Cómo se actúa en casos concretos?

R- Nuestros lingüistas y correctores, analizan a diario el lenguaje vertido en los medios de comunicación, tanto escritos como audiovisuales, incluido Internet, para detectar los errores lingüísticos u ortotipográficos más comunes. Y cada día en mayor medida, fruto de los acuerdos que estamos suscribiendo con otros gremios, como el publicitario o el jurídico, analizamos también el lenguaje de los anuncios o el de los textos legales.

Tras el análisis, emitimos informes lingüísticos que dan cuenta de un modo analítico de las desviaciones a la norma que vamos detectando. Estos informes se remiten a los responsables de cada medio o empresa para que se distribuyan entre sus redactores, copies publicitarios, abogados de plantilla o miembros de la dirección de Comunicación de las empresas afectadas.

P.- ¿Qué le falta al español para dar el salto y equipararse al inglés como idioma de negocios y referencia en Internet?

R- Es algo muy difícil de responder. Yo creo que las instituciones están trabajando para que el español no sea desplazado de los ámbitos relacionados con las nuevas tecnologías, y sobre todo de Internet, y parece que lo están haciendo bien, a juzgar por las últimas noticias publicadas que dan cuenta de que el español es el segundo idioma de búsqueda en Google, solo superado por el inglés.

Si el inglés es la lengua franca de nuestra época es porque en los dos últimos siglos tanto Gran Bretaña como los EE. UU. han liderado los campos de la ciencia y la tecnología, puntales de la sociedad del siglo pasado y, por supuesto, del actual. Yo creo que Internet juega a nuestro favor, pues no podemos olvidar que somos más de cuatrocientos millones de hispanohablantes. Por lo tanto, creo que a medida que vaya creciendo el parque de ordenadores en España y —sobre todo— en Latinoamérica, el español irá ganando posiciones como lengua de uso internacional.

El chino, ¿una amenaza?

P.- ¿A quién amenaza más el chino: al inglés o al español?

R- Desde nuestro punto de vista, un idioma nunca supone una amenaza. La amenaza es su desvirtuación, su abandono a las tendencias del mercado, que en la actualidad se expresa en inglés. Estamos seguros, sin embargo, de que se está trabajando muy bien en la difusión y consolidación de nuestra lengua. Y los datos, por ejemplo respecto al número de nuevos centros del Instituto Cervantes en todo el mundo, son muy alentadores.

Las lenguas de los países líderes han influido a lo largo de la historia en el resto. Así, se han desarrollado siempre. El español se ha nutrido de helenismos, arabismos, galicismos y anglicismos, y hubo un momento en que otras lenguas se nutrieron de hispanismos. No es tanto la incorporación de términos, como su adopción indiscriminada o la falta de respeto a la norma. Todas las lenguas influyen y no hay que verlas como amenazas, si sabemos enriquecernos con ellas. El peligro está en aceptar, sin más, términos que ya existen en nuestro vocabulario o giros que no nos son propios o van en contra de nuestras normas. En resumen, es saber incorporar lo bueno y desechar lo que pueda empobrecer nuestra lengua.

P.- ¿Qué es el sello de calidad lingüística? ¿Cualquier empresa puede acceder a él?

R- El sello de calidad lingüística es una iniciativa para fomentar el buen uso del español y certificar la calidad idiomática de los documentos, grabaciones, audiovisuales, etc, generadas por instituciones, organismos y empresas que quieren distinguirse por el rigor y la calidad en el empleo del idioma, particularmente en la lengua escrita. Su concesión acredita que se cumplen las normas de la correcta expresión en las publicaciones editadas por las entidades que lo exhiben, las cuales se comprometen a impulsar y apoyar el idioma español y a cuidar su uso.

P.- ¿Cuántos cursos y seminarios han realizado en 2007?

R.- La Fundéu BBVA lleva a cabo cada año un gran congreso sobre la pragmática del español en colaboración con la Fundación San Millán de la Cogolla, que se celebra a principios de abril en el monasterio de Yuso, La Rioja. Cada año se establece un tema-hilo conductor del seminario; el del año pasado, por ejemplo, fue 'El uso del español en los noticiarios de TV', Y el que se acaba de clausurar el pasado viernes 11 de abril ha versado sobre 'El español de los jóvenes'.

También la Fundéu BBVA, junto al Centro de Educación a Distancia para el Desarrollo Económico y Tecnológico (CEDDET), organiza anualmente un curso titulado 'El uso correcto del español en los medios de comunicación' que tiene como objetivo capacitar a los periodistas de empresas y organismos públicos latinoamericanos en el uso correcto del español, siguiendo un método educativo virtual con soporte en Internet. Por último, la Fundéu BBVA ha impartido varios cursos de 'Buen uso del español' para profesionales de la comunicación de empresas e instituciones. Así, tanto el Consejo Superior de Cámaras de Comercio, para todos sus responsables de prensa, el diario 20 Minutos, para sus redactores, o la consultora Accenture España, para sus responsables de RR. HH., entre otros, han recibido cursos de nuestros profesionales para mejorar su redacción.

P.- ¿Cuáles son las ventajas de la organización fundacional frente a otras fórmulas?

R- Los objetivos de la Fundéu, frente a los de su antecesor el DEU, centrado en la cobertura de las necesidades lingüísticas de los redactores de la Agencia EFE, son totalmente altruistas y con un marcado carácter social. De hecho, uno de los principios fundamentales de la Fundéu BBVA es la asistencia lingüística gratuita a todos los medios de comunicación de habla hispana.

Además, no hay más que entrar en nuestra web para descubrir que ponemos a disposición de todo el mundo, sin cuota económica alguna, una serie de herramientas lingüísticas que pretenden servir de ayuda para mejorar la competencia lingüística en español de quien esté interesado en hacerlo. Son, entre otras, las 'Recomendaciones' de uso del español, sobre el lenguaje de la actualidad en los medios, el apartado 'Consultas', al que puede acceder cualquiera para plantear sus dudas a nuestros especialistas, o la sección 'Vademécum' del español un diccionario de vocablos, locuciones, siglas, gentilicios, topónimos, temas de ortotipografía, etc. que suelen provocar dudas en nuestro idioma. Además, a aquellos medios que lo solicitan la Fundéu BBVA les hace un servicio periódico de auditoria lingüística para ayudarles a detectar sus principales problemas y a superarlos mediante la presentación de diferentes soluciones.

El esfuerzo y los medios que supone mantener esta consultoría lingüística pública solo pueden sufragarse desde la estructura de una fundación.

WIKIPEDIA, EL SOLUCIONADOR DE DUDAS POR INTERNET

La fiabilidad de las 'Wikis' supera el 90 %

Alumnos de todo el mundo, eruditos y gente del común descubrieron hace pocos años Wikipedia, una Enciclopedia global, a la que se puede acudir casi para cualquier cosa. De hecho, se ha convertido, para pesadilla de profesores y educandos, en la 'Biblia' del saber, prácticamente la única fuente de consulta de las jóvenes generaciones. Fundéu BBVA tuvo una idea que puede calificarse de genial: crear la Wikilengua, una herramienta en Internet sobre el uso del castellano que se puede consultar para solventar dudas, con el rigor característico de las orientaciones de los expertos de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA).

«Al estar abierta y ser accesible a personas de todo el mundo —explica Joaquin Muller— la Wikilengua puede ser también un medio para reflejar la diversidad y la riqueza del español en sus múltiples variantes habladas en más de una veintena de países».

Para hacer aportaciones a la Wikilengua, financiada por Accenture España, Red.es, y la Universidad Autónoma de Madrid, basta con entrar en la página (www.wikilengua. Org), registrarse, con un nombre y una dirección de correo electrónico, y seguir las instrucciones del apartado 'Wikilengua: Colaboradores'.

La tecnología aplicada en la Wikilengua es la misma que se aplica en la Wikipedia, y en tantas otras 'wikis' que se han desarrollado en los últimos años y que están ayudando a implantar masivamente la denominada 'Web 2.0', de carácter social, que hace que los internautas no sean meros observadores de Internet, sino que contribuyan a construirlo a la medida de sus necesidades e intereses.

En cuanto a la veracidad o credibilidad de los contenidos de las 'wikis', lógicamente el tema de la mención de responsabilidad queda mucho más diluida que en las enciclopedias u obras de referencia tradicionales. «No obstante —concluye Joaquín Müller— se han hecho estudios que demuestran un grado de fiabilidad superior al 90 % en los contenidos de la Wikipedia, la gran referencia de las ‘wikis'. Y, aunque los propios internautas se constituyen en supervisores de los contenidos a los que acceden —pudiendo corregirlos o matizarlos—, tanto en la Wikipedia como en la Wikilengua existen profesionales que supervisan los contenidos más sensibles».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: