Noticias del español

| | | | | | |

| M. Andrés Ferreira
lasprovincias.es, España
Lunes, 18 de diciembre del 2007

ENTREVISTA A FRANCISCO FERRERO, DIRECTOR DEL INSTITUTO CERVANTES EN BRUSELAS

Al margen de difundir y promocionar la lengua castellana, ¿la institución tiene otra función?.


– Como ha dicho recientemente el director del Instituto Cervantes, César Antonio Molina, el Instituto Cervantes es el mejor embajador de la lengua española, pero además el Instituto Cervantes se ocupa también de la cultura y de la ciencia en todas sus facetas. No podemos olvidar que el español es un patrimonio de más de 20 países, de comunidades diversas, plurales y abiertas a las que les identifica una lengua común. El español es una lengua para el diálogo.


– ¿Qué tipo de actividades desarrollan a lo largo del año?

– Las actividades que desarrolla el Instituto Cervantes son muy diversas y están relacionadas con la literatura, la música, la pintura, la arquitectura y otras facetas del saber y de la ciencia. Si bien hay actividades que interesan y se realizan en la mayoría de Institutos, hay otras específicamente relacionadas con el país: Berlín, París, Nueva York, Pekín, Londres, Casablanca, Tel Aviv, Bruselas… pueden tener actividades específicas. Se trata de actividades casi siempre relacionadas con la cultura en español.

– ¿En esa labor de difusión de la lengua española los medios de comunicación son aliados perfectos?

– La función de los medios de comunicación ayuda en la difusión de las actividades que el Instituto realiza y cada vez más los responsables del Centro intentan que los medios difundan sus actividades. En Bruselas tenemos en cuenta la existencia de una comunidad neerlandófona y otra francófona, además de la comunidad internacional. La alianza entre los medios y el Instituto es mayor o menor según la importancia del acto que se pretende difundir y de la motivación de los medios.

– ¿Cuál ha sido el incremento de matrículas y de cursos en español desde que usted está al frente?

– La incorporación de un director a un centro, como la vida misma, no produce milagros de un día para otro, es el trabajo, la dedicación, la continuidad, las mejoras de las condiciones de todos y también la publicidad, entre otras cosas, lo que hacen que un centro sea más y mejor conocido, tenga más alumnos o menos alumnos. Creo que hemos mantenido el número de matrículas en este centro en el tiempo que estoy aquí. Debo decir sin embargo que en la totalidad de los centros del Instituto Cervantes ha habido, este año, más de 165.000 matrículas, con un incremento superior al 12% respecto al año anterior.

– ¿En qué situación se encuentra la lengua española en Europa?

– Su pregunta es enormemente extensa pero le diré que en general hay un enorme interés por el español tanto en la Unión Europea como fuera de ella, sobre todo en Asia, América, África. En los últimos tres años ha aumentado el número de Institutos Cervantes de forma considerable y la demanda para el futuro es esperanzadora. Dentro de Europa estudian español tres millones y medio de alumnos en 38 países y cabría añadir a ellos los 180.000 estudiantes que visitan España cada año.

– ¿Qué país tiene mayor número de estudiantes de español?

– Respecto a la Unión Europea, Francia tiene más de 2 millones de estudiantes de español, Alemania posee 500.000 estudiantes, principalmente matriculados en cursos especializados en negocios, economía y turismo, Italia con 300.000 alumnos también ha tenido un gran incremento en los últimos años. En Suecia existen más de 130.000 alumnos y el español se ha convertido, como ocurre en Francia, en el segundo idioma después del inglés, el Reino Unido tiene 100.000 estudiantes de español.

– Fuera de la UE, ¿en qué países se estudia español?

– Otros países importantes donde se estudia español son Brasil, con la próxima inauguración de varios centros, Marruecos, China, Rusia, y también en Rumanía. No olvidemos que hablamos de una lengua muy importante.

– ¿Es una lengua con altas cotas de prestigio entre la población?

– Depende del país, del estrato social. No cabe duda que, si nos fijamos por ejemplo en Estados Unidos, el español va ganando prestigio pero todavía subsiste una población de inmigrantes de bajo nivel cultural; sin embargo, el prestigio de grandes hispanistas sobre todo ingleses, franceses y americanos así como la influencia del cine, la música y la literatura, entre otras artes, están ayudando a que el español alcance altas cotas de prestigio entre la población que lo estudia y en el incremento del número de alumnos cada año que pasa.

– Los cursos que imparten de español, ¿qué validez académica tienen?

– La enseñanza del español en los Institutos Cervantes tiene cuatro niveles: iniciales, intermedios, avanzados y superiores. El Instituto Cervantes ofrece, en los meses de mayo y noviembre, la posibilidad de que los alumnos se presenten a los exámenes de los tres niveles de los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE), inicial, intermedio y superior. En el presente año el número total de alumnos ha aumentado un 10%, hasta alcanzar casi las 35.000 inscripciones.

– ¿Qué tipo de relación mantiene con los eurodiputados españoles?

– El Parlamento Europeo tiene 732 eurodiputados, no conozco, como usted comprenderá a la totalidad, aunque me encantaría. Mantengo buena relación con algunos de ellos. Hace unos meses iniciamos con la presencia del presidente Josep Borrell, un ciclo de cine español en el que participaron la Academia de Cine y el propio Parlamento.

– ¿Que comentarios se hacen acerca de Valencia en esa capital?

– Siempre depende de con quién se hable. Hace poco vino a Bruselas el president de la Generalitat, Francisco Camps, y pude escucharle y oír nuevamente hablar de Valencia.

– ¿Cuál es su opinión acerca de la ciudad y su evolución estos años?

– A mí me gusta mucho Valencia, creo que es una ciudad que ha sabido recuperar la arquitectura del pasado y mirar al porvenir como ha hecho el arquitecto Santiago Calatrava, cuya obra expuesta en maquetas en el Kunsthistorisches Museum tuve la suerte de conocer hace unos años. Hay una diferencia abismal entre la Valencia de aquella riada de 1957 que yo viví y la actual. Ahora está fantástica por su desarrollo.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: