Noticias del español

| | | |

| Redacción: SaberHispano.com
contactomagazine.com, EE. UU.
Martes, 23 de noviembre del 2010

ENCUESTA: ¿QUÉ OPINAS DEL SPANGLISH?

El pasado mes de octubre realizamos una interesante encuesta entre nuestros lectores para saber cuál es la opinión generalizada sobre el spanglish.


Pues bien, ya es hora de desvelar los resultados y comentar acerca de este curioso fenómeno que no solo se da en EE. UU., sino que también alcanza parte de Hispanoamérica, aunque en menor medida, ya que aquí no podemos hablar del spanglish propiamente dicho, sino más bien de una invasión constante y progresiva de vocablos del habla inglesa.

Palabras como líder, suéter o mánager (del inglés leader, sweater y manager) han pasado a cobrar vida en el idioma español tras una adaptación ortográfica a nuestra pronunciación.

Son ampliamente usados, de igual modo, vocablos como fútbol, bistec, iceberg, sándwich o apartamento, todas recogidas en el Diccionario de la Real Academia Española.

Aparte de estas palabras ya establecidas en el habla formal, encontramos que una inmensa mayoría de los encuestados afirma usar en mayor o menor medida palabras provenientes del inglés, si bien apenas un 9.1 % fue categórico en afirmar que emplean el intercambio de frases, modismos o palabras con regularidad (lo cual en suma se reconoce propiamente como spanglish).

En los resultados generales, un 72 % de los participantes en la encuesta opinaron que el spanglish perjudica de una u otra forma al español, atribuyendo su uso frecuente a la pereza a la hora de pensar las palabras en el idioma correcto, ya que resulta más fácil mezclar inglés y español ante cualquier duda lingüística en uno de los dos idiomas.

Por otro lado, la falta de dominio de una de estas lenguas es otra razón clara que potencia el uso del spanglish. De estas situaciones es desde donde surgen palabras como tipear, frisar o printear, todas ellas adaptaciones literales —e incorrectas— del inglés al español.

La percepción generalizada de este híbrido lingüístico es relativamente mala, con un 35.5 % de personas que lo califican como un mal empleo de los idiomas. Un 40.9 % opinó, sin entrar en valoraciones excesivamente críticas, que es puramente una evolución lógica del habla, algo que sin duda se ha repetido a lo largo de la historia con otras lenguas.

Ya entrando en el campo de la cultura, el surgimiento de autores que deciden escribir sus obras en spanglish ha desatado sentimientos contradictorios, si bien la norma sigue siendo la oposición a su uso, con un 29.6 % de personas que opinaron que era una mala influencia para los más pequeños, unido a un 27.9 % que lo calificó de una falta de respeto para el idioma.

Nos guste o no, lo cierto es que el idioma es algo que se encuentra siempre en plena evolución, y los propios académicos de la lengua se suelen mostrar abiertos a nuevas incorporaciones al diccionario.

Recientemente han variado el uso de las tildes en monosílabos o hasta la correcta pronunciación de ciertas letras del alfabeto —excluyendo de él las polémicas ch y ll— e incluso se prevé que la próxima actualización del Diccionario de la Real Academia Española, prevista para el 2013, le otorgue mayor fuerza al español de Hispanoamérica.

Afortunadamente, este tipo de acciones ayudan a potenciar la unidad de la lengua española, la cual en nuestros días se alza como una de las más importantes del planeta.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: