Noticias del español

| | | | | |

| Agencia Efe

EN LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA PREDOMINAN LOS FILÓLOGOS Y LOS CREADORES

La posible elección, esta noche, del novelista Javier Marías como académico de la Lengua, incrementaría la nómina de creadores de la Real Academia Española, una institución en la que predominan los filólogos y los escritores, pero en la que también hay científicos y periodistas, entre otros especialistas.

Fundada en 1713 durante el reinado de Felipe V, la Academia cuenta en la actualidad con 42 miembros en posesión de su plaza y un académico que aún no ha pronunciado su discurso de ingreso (el médico Pedro García Barreno). Tiene, además, tres vacantes, las de Alonso Zamora Vicente y Julián Marías y la de Fernando Lázaro Carreter, que es la plaza a la que aspira Javier Marías.

De los 46 sillones académicos, sólo tres están ocupados por mujeres: la novelista Ana María Matute, la historiadora Carmen Iglesias y la científica Margarita Salas.

La Academia tiene como misión, entre otras, la de velar por la corrección lingüística del español y por la unidad del idioma. Sus principales publicaciones, el Diccionario, la Gramática y la Ortografía, son obras de referencia para millones de hispanohablantes, y desde hace unos años todas ellas se preparan en estrecha colaboración con las veintiuna academias de la Lengua restantes.

Dado el carácter de estas publicaciones, lo lógico es que los sillones académicos estén ocupados en su mayoría por filólogos e historiadores de la Literatura y por los llamados creadores, grupo este último en el que se engloba a los escritores de los diferentes géneros, aunque todos los académicos, sea cual sea su especialidad, son autores de numerosos libros.

Al grupo de los creadores pertenecen Miguel Delibes, Francisco Ayala, Mario Vargas Llosa, Luis Goytisolo, Antonio Muñoz Molina, Ana María Matute, Luis Mateo Díez, Alvaro Pombo, José Luis Sampedro, Fernando Fernán Gómez, Arturo Pérez-Reverte y Javier Marías.

Carlos Bousoño, Pérez Gimferrer, Angel González, Francisco Brines y Francisco Nieva completan la nómina de escritores.

Si los creadores aportan a la Academia «la maestría del contar», los filólogos son los que mejor dominan las herramientas del idioma. Martín de Riquer, Víctor García de la Concha, Gregorio Salvador, Guillermo Rojo, José Antonio Pascual, Ignacio Bosque, Manuel Seco, Valentín García Yebra, Francisco Rico, Claudio Guillén, Francisco Rodríguez Adrados y José Manuel Blecua pertenecen a este sector.

Pero en el Diccionario está recogido también el vocabulario científico y tecnológico, y la Academia necesita especialistas en las diferentes áreas. Esa es la razón de que formen parte de ella el filósofo Emilio Lledó, el psicólogo José Luis Pinillos, el psiquiatra Carlos Castilla del Pino, el ingeniero Antonio Colino, el economista Luis Angel Rojo, la bióloga Margarita Salas, el historiador de la Ciencia José Manuel Sánchez Ron y el médico Pedro García Barreno.

Los periodistas Luis María Anson y Juan Luis Cebrián; el humorista y dibujante Antonio Mingote, la historiadora Carmen Iglesias, el arquitecto Antonio Fernández Alba, el abogado Eduardo García de Enterría y el militar Eliseo Alvarez Arenas completan la nómina de académicos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: